Temas Especiales

21 de Jan de 2021

Hípica

Monty Motta, toda una vida consagrada a la hípica

Su afición a la hípica nació desde temprana edad, cerca de sus tíos Roberto y Felipe. A los once años ya sentía esa pasión

Motta en uno de los triunfos de  su  fondista pupilo ‘Magic Hero’.
Motta en uno de los triunfos de su fondista pupilo ‘Magic Hero’.Cedida

Obtener el triunfo en la vida no es cuestión de suerte o de una eventualidad pasajera, por el contrario, ello conlleva a un trabajo arduo y progresivo.

Un ejemplo típico de ello es el Dr. Monty Motta, quien se hace presente con la notoriedad de un entusiasta hípico.

La historia de la familia Motta en la hípica panameña se remonta mucho antes de 1960. El Stud Book y estadísticas de ese año registra el triunfo de ‘El Pacífico' en el Clásico Presidente de la República, propiedad de Roberto Motta, luego se reseñan los colores de los hermanos Motta y de Felipe Motta, llegando ese legado hasta el hoy exitoso inversionista Dr. Monty Motta.

Su afición a la hípica nació desde temprana edad, cerca de sus tíos Roberto y Felipe. A los once años ya sentía esa pasión, a tal punto que al volver de sus estudios del Colegio Javier, lo primero que hacía era pedirle dinero a su abuela y, a escondidas de su madre, tomaba un taxi para dirigirse al HPR, al establo del Stud San Antonio. Allí le tomó cariño a ‘Sin Piedad', un alazán cariblanco.

En el 2003 se inicia como propietario con sus homólogos Francisco Sánchez y Roberto Bowen, compartiendo el ejemplar ‘Bright Wagon'.

Con ellos asiste ese mismo año a la subasta de Fasig Tipton, allí adquieren a ‘Suspicious Halo', para posteriormente no dejar de asistir a los famosos remates, creando un equipo del que él mismo forma parte, contando con el visto bueno del preparador David Yau.

De estas subastas obtuvo varios estelaristas, como ‘Golden Strategy', ganador de siete clásicos, posteriormente vendido en $150 mil en EE.UU.; ‘Broken Wedding', tres triunfos clásicos, incluyendo el Día de la Madre, ambos con el Dr. Sánchez y ‘Polish Warrior', en sociedad con su compadre Joaquín De La Guardia.

Otro socio suyo fue el norteamericano Herman Van Den Broeck, con cuadras en Panamá y Estados Unidos, corriendo en el HPR para el Stud H & M (Herman y Monty).

En Panamá alcanzaron numerosos triunfos, pero sus mayores logros fueron en EE UU, con equinos como ‘Small Token', ‘Frontier Ranger', ‘Carson Dash' ‘Offlee Fast' ' y ‘Angélica Zapata', esta última, la mejor pieza, compitiendo en Turfway Park, Keeneland, Churchill Downs, Calder y Gulfstream Park, con victorias en nueve stakes .

Hoy día es propietario del Stud La Alianza, cuyos equinos defienden los colores verde caña, franjas cruzadas rojas adelante y atrás, logrando en Panamá 16 clásicos y 9 en USA con H & M.

Ginecólogo Obstetra de profesión, también es criador de pura sangres y a la ganadería, habiendo sido presidente de los criadores de Cebú, CRICEPA, 2017-19; y también presidir la III Exposición Nacional del Cebú y de la Exposición Pecuaria del Istmo Centro Americano.

Actualmente es presidente de Appucapa, en cuyo cargo llevó a cabo las negociaciones con el Gobierno y el HPR, previo a su reapertura, tras la pandemia del coronavirus.

Su permanencia en la hípica dentro y fuera del terruño nacional lo ha gratificado con muchos trofeos, copas, reconocimientos, entre otras distinciones, al triunfar en pruebas estelares, los cuales son orgullos que atesora en un lujoso armario colocado en un sitio especial en su residencia.

Las cuatro jornadas de la Breeders' Cup' a las que ha asistido las describe como inolvidables. Ha tenido la dicha de estar presente en tres competencias de la excepcional yegua norteamericana ‘Zenyata', en dos de sus 19 triunfos y en su única derrota en su última salida a la pista con el caballo ‘Blame'.

“Siempre estaré dando la cara por la hípica, es una actividad que respeto y me ha gustado toda la vida, la cual es mi pasión”, concluyó.