Temas Especiales

09 de Jul de 2020

Economía

Bruselas cree que el PIB de la UE caerá o incluso será negativo en 2020

La Comisión Europea dijo que la caída del crecimiento dependerá de las medidas políticas que se tomen o no para mitigar el impacto del coronavirus

El director general de Asuntos Económicos y Financieros de la CE, Maarten Verwey.
El director general de Asuntos Económicos y Financieros de la CE, Maarten Verwey.EFE

La Comisión Europea (CE) consideró este viernes que el crecimiento de la Unión Europea (UE) "caerá o se volverá negativo muy probablemente" este año a causa de la crisis del brote de coronavirus (COVID-19), aunque la comisión expresó su confianza en que vuelva a remontar en 2021.

"Sí, el crecimiento caerá o se volverá negativo muy probablemente este año, pero podemos esperar normalmente que el crecimiento se recuperará el año próximo", indicó el director general de Asuntos Económicos y Financieros de la CE, Maarten Verwey, en una rueda de prensa tras el anuncio de medidas económicas de la institución para lidiar con la situación del COVID-19.

Según dijo, el crecimiento caerá  "probablemente muy por debajo de las previsiones de febrero", cuando la CE vislumbraba para la eurozona un repunte del 1.2 % y, para el conjunto de la Unión, del 1.4 %. 

"Es muy probable que el crecimiento para la eurozona y la UE en su totalidad caiga muy por debajo de cero este año", indicó Verwey, aunque afirmó que en cualquier caso no disponen aún de "datos suficientes para hacer ahora una nueva previsión" y habrá que esperar a la programada para mayo.

Auguró "gran impacto" en sectores como el de la restauración y el comercio minorista, y señaló que será muy importante el "canal de liquidez" que se pueda facilitar a las empresas ante la caída de la demanda y la perturbación de los planes de inversión.

Además, aludió al "incremento de la incertidumbre" en los mercados financieros, lo cual "pesa también en el sentimiento económico general".

Verwey dijo que la caída del crecimiento dependerá en todo caso de "hasta qué punto se tomen o no medidas políticas" y consideró que "hay bastante que puede hacerse para mitigar el impacto del shock".

Dando por hecho la caída, dijo que ahora hay que concentrarse en que "el periodo de declive sea lo más corto posible" a fin de "evitar un daño a largo plazo en la economía".

"Esto requiere una respuesta económica a todos los niveles. El más importante nivel por ahora es el de los Estados miembros", indicó, y defendió "que tengan más espacio para reaccionar", algo que ven que van haciendo "progresivamente".

El director general comunitario se refirió a que garantizar la financiación de los gastos sanitarios por la epidemia así como el apoyo a la liquidez de las empresas "puede tener un impacto muy significativo para paliar el impacto".