Temas Especiales

14 de Jul de 2020

Economía

Los taxis se preparan para el cobro electrónico por tiempo recorrido

La estrategia que adelantan, permitiría efectuar el cobro de servicios a través de una plataforma llamada Igo Panamá

Con la llegada del nuevo coronavirus a Panamá, los taxistas se han visto obligados a reinventarse para reducir los riesgos de contagio. Una de las estrategias que adelantan es el cobro electrónico del servicio a través de una plataforma, parecida a la que utiliza Uber, llamada Igo Panamá.

Los taxistas panameños pretenden reinventarse.Archivo | La Estrella Panamá

La información, emitida por Víctor Ramos, dirigente del transporte selectivo en la república de Panamá, busca que los transportistas no tengan contacto con papel o moneda que son entes transmisores del virus, y elevar la calidad del servicio.

Explicó que la tarifa tendrá un costo base, por kilómetro y por el tiempo recorrido, que será regulada por la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT). Actualmente hay 500 vehículos inscritos en la plataforma Igo Panamá y en estos momentos se realizan pruebas piloto en las provincias de Panamá y Colón.

El gremio discute la iniciativa a lo interno de sus filas con miras a presentar en la Asamblea Nacional un anteproyecto de ley que regule el cobro electrónico y las tarifas. A mediados de junio empezarán a promover el uso de la plataforma, a través de las redes sociales.

El sector también está colocando mamparas en sus unidades para bloquear el contacto físico entre conductores y usuarios. La barrera protectora tiene un grosor de entre 3 y 3,5 centímetros, y permite al conductor y al usuario sentirse más seguros. Además, funciona como medida para evitar agresiones contra el conductor durante el viaje. En las unidades de taxis que cuentan con mamparas, el cobro del servicio se realiza por medio de Yappy, Nequi y tarjeta de crédito y débito.

El servicio de taxis parece volver a sus orígenes: ser selectivo, exclusivamente. De acuerdo con las nuevas disposiciones de la ATTT y el Ministerio de Salud (MInsa), los taxis solo podrán transportar hasta dos personas por carrera, es decir, con el mismo origen y destino.

“No se puede estar haciendo lo que se hacía antes del Covid-19, que se recogía a otras personas en medio de una carrera”, explicó Víctor Ramos, secretario de asuntos intersindicales y miembro del sindicato nacional de trabajadores de transporte de pasajeros de carga en general y similares de la república de Panamá.

Los dueños de los certificados de operación deben garantizar la limpieza y desinfección rutinaria y periódica de las unidades. Además, deben suministrar los elementos esenciales de protección al conductor, por ejemplo, mascarillas, y guardar la distancia física.

Para adecuarse a las necesidades de la emergencia sanitaria que experimenta el país, los usuarios están obligados a usar mascarillas.

Se ha habilitado una línea telefónica a través del 311 para denunciar la mala prestación del servicio del transporte, para el cumplimiento de estas nuevas normas. El aumento injustificado de tarifas es una de estas quejas.

La pandemia redujo en un 90% los ingresos de los taxistas. Las restricciones de movilidad han golpeado las actividades económicas de 90 mil taxistas en todo el país, explicó Ramos. A ellos se les restringieron los días de circulación a la mitad de una semana, a través del último número de la placa del transporte público.

Los taxistas posponen el miedo al contagio de Covid-19 por su supervivencia diaria. Los 90 mil conductores dependen de la movilización de los clientes, para abastecer a sus familias y cumplir con los compromisos.