Temas Especiales

13 de Apr de 2021

Economía

Préstamos nuevos de la banca local caen 40% en 2020

En 2019, las préstamos totalizaron $26,310 millones, mientras que en 2020, $15,761 millones, una disminución del 40%, revela el informe de la SBP

bancos
Centro Bancario panameño.Archivo| La Estrella de Panamá

Los créditos nuevos desembolsados en la banca local durante el año 2020 sufrieron una reducción considerable por el orden del 40%, en un año marcado por la crisis de la pandemia del coronavirus, informó el superintendente de Bancos de Panamá, Amauri A. Castillo, en el marco de la presentación de los resultados de 2020 del Centro Bancario Internacional de Panamá (CBI).

De enero a diciembre del 2019, los préstamos nuevos acumulados en la banca local totalizaron $26,310 millones, mientras que en 2020 sumaron $15,761 millones, lo que significó una disminución del 40%, revela el informe de la SBP.

En la curva, los meses que registraron la mayor caída en 2020 fueron de abril y mayo, reflejando una disminución de alrededor del 63% y 73%, respectivamente, según las estadísticas.

Mayra Inés Silvera, renunció a su cargo de directora de la Secretaria Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (Senniaf),

Mayra Inés Silvera renuncia a la Senniaf tras altercado con el Defensor del Pueblo

Lee más

No obstante, a partir de septiembre se observó un repunte en los desembolsos otorgados, correlacionados con el comienzo de la apertura de las distintas actividades económicas afectadas por el confinamiento.

El incremento de los préstamos nuevos desembolsados en los meses de noviembre y diciembre se atribuye en gran parte al crecimiento de los nuevos financiamientos otorgados al sector público para el desarrollo de infraestructuras impulsadas por el Estado.

Según el informe, la mayor parte de las actividades presentaron disminuciones por encima del 40%. Las actividades más afectadas fueron: construcción (-51%), comercio (-40%, incluye servicios) e incluso los flujos otorgados al sector residencial denotaron una baja (-48%).

"Esta última variación contrasta con el saldo promedio de cartera hipotecaria, que presentó un ligero crecimiento. En resumen, el desempeño de los créditos nuevos en el año 2020 fue un reflejo del comportamiento de la actividad económica", afirmó Castillo.

Costa Rica y Panamá inauguran puente binacional en Guabito

Costa Rica y Panamá inauguran puente binacional financiado por México

Lee más

Cartera crediticia total

El saldo de la cartera crediticia total se situó en $74,277 millones al cierre del 2020, lo que se tradujo en un disminución de 4.4% comparado con igual periodo del año anterior. Los créditos desembolsados en Panamá representaron el 73% del total (local) y un 27% los préstamos otorgados en el sector externo.

Sin embargo, la baja se observó tanto en los préstamos otorgados en el mercado doméstico como en los financiamientos que se desembolsan fuera de las fronteras del país.

En el componente local, la variación fue de -1.66% y en la cartera externa, de -10.6%. La cartera crediticia local se mantuvo por el orden de los $54,293 millones, destinada en un 53% a la banca de personas y un 47% al financiamiento tanto a empresas como al sector público.

En la cartera crediticia otorgada al sector corporativo, el 67% es destinada a las empresas consideradas como grandes, un 12% a las medianas empresas y un 20.8% a las micro, pequeñas empresas.

"Esta composición de la cartera crediticia, destinada al tejido productivo denota la gran importancia que ejerce la banca para poder seguir financiando las operaciones de muchos pequeños y medianos empresarios principales puntales de la estructura de generación de puestos de trabajo, lo cual cobra mayor relevancia en la actual coyuntura", expresó Castillo.

En cuanto a los préstamos de las distintas actividades económicas, de todas, el sector hipotecario fue uno de los pocos que tuvo crecimiento en el año.

A diciembre de 2020 los crédito hipotecarios ascendieron a $16,340 millones o un crecimiento del 2.7% comparado con 2019.

El comportamiento positivo del sector se sustenta en mayor parte por las deudas otorgadas en el pasado, las cuales mantienen un nivel importante de exposición, explicó Castillo.

Las demás actividades, tanto en la banca de persona, que incluyen los préstamos personales, préstamos de auto y tarjetas de crédito, se redujeron alrededor del 2.5% en promedio.

Por el lado de los préstamos otorgados al sector productivo, donde la situación económica ha hecho mella, se observa una reducción en la cartera crediticia en los sectores de comercio por el orden del 6%, sector construcción un 8% y en el sector de servicios, el cual incluye turismo, 10%.