Temas Especiales

05 de Mar de 2021

América

Incertidumbre por salud de Kirchner

ARGENTINA. El Gobierno argentino toma medidas para cuidar la salud de la presidenta Cristina Kirchner, de 60 años de edad, a quien le in...

ARGENTINA. El Gobierno argentino toma medidas para cuidar la salud de la presidenta Cristina Kirchner, de 60 años de edad, a quien le indicaron reposo por un traumatismo craneal, según fuentes oficiales, aunque aún se duda si delegará o no el mando. Un líder oficialista argentino, Daniel Scioli, llamó ayer a tener ‘confianza en las decisiones’ gubernamentales y de los médicos para el cuidado de la mandataria, pero ninguna fuente oficial ni extraoficial comentó si suspenderá por completo sus tareas o hará un descanso parcial. En caso de enfermedad presidencial, la Constitución prevé que asuma como interino el vicepresidente, en este caso Amado Boudou, exministro de Economía de Kirchner entre 2009 y 2011.

Kirchner, una peronista de centroizquierda, debe guardar reposo de un mes por indicación médica, a causa de un hematoma cerebral detectado a tres semanas de cruciales elecciones legislativas. ‘Tengamos confianza en las decisiones que tengan que ver con la prevención y el cuidado de la salud de la Presidenta y no exponerla a ningún riesgo mayor’, dijo en rueda de prensa Scioli, gobernador de la provincia de Buenos Aires y presidenciable para 2015.

Kirchner ‘sufrió un traumatismo de cráneo el 12 de agosto y los estudios no presentaron síntomas’, pero en exámenes realizados el sábado pasado se le detectó ‘colección subdural crónica’, una acumulación de sangre entre el cráneo y el cerebro, según el comunicado gubernamental.

APOYO

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, amigo político del gobierno argentino, escribió el domingo en su cuenta de la red social Twiter ‘#FuerzaCristina Desde Venezuela te acompañamos con una oración amorosa, para una Presidenta del Sur que ama a su pueblo. Pronta recuperación’.

‘Posiblemente no pueda estar activamente en algún acto o en alguna cuestión institucional, pero sus proyectos y gestión están muy presentes’, comentó Scioli. De hecho, la prescripción médica implica que su participación en la campaña será nula o casi nula, según comentarios de la prensa local el domingo.

Kirchner sufrió desde su primer mandato en 2007 (reelegida en 2011) varios cuadros de hipotensión pero el mayor problema de salud fue un diagnóstico de cáncer que resultó errado según se comprobó en una operación para extirparle la glándula tiroides en enero de 2012.

Dirigentes oficialistas y de la oposición le expresaron en las redes sociales sus deseos de pronta recuperación. ‘Tantas tensiones descargadas sobre sí misma tenían que producir alguna complicación. Me preocupa su estado de salud, pero la conozco y es muy fuerte’, dijo a radio Nacional el diputado oficialista Jorge Landau.

Kirchner afronta el duro desafío de conservar el control del Congreso en los comicios del 27 de octubre para renovar la mitad de los diputados y un tercio de los senadores en mitad de su segundo y último mandato. En las elecciones primarias obligatorias del 11 de agosto pasado el oficialismo fue derrotado en los mayores distritos aunque logró conservar su condición de fuerza más votada a nivel federal.

El golpe en la cabeza, cuyas circunstancias no fueron dadas a conocer por el Gobierno, lo sufrió un día después de los comicios primarios. Su marido, el expresidente Néstor Kirchner, con quien formó una pareja de conducción política desde la adolescencia, falleció en 2010 tras una crisis cardíaca luego de que le recomendaran moderar su actividad. ‘El kirchnerismo es algo más que una persona’, dijo Kirchner en una entrevista, al ser consultada sobre si será ella quien elija al postulante oficialista para 2015.