La Estrella de Panamá
Panamá,25º

15 de Oct de 2019

América

Fiscalía confirma nueva muerte durante protestas en Venezuela

En un mensaje difundido a través de Twitter, el Ministerio Público anunció el inicio de las investigaciones acerca de este fallecimiento

Nelson Arévalo, 22 años .

La Fiscalía de Venezuela confirmó este viernes la muerte de Nelson Arévalo Avendaño, de 22 años, durante una nueva ola de protestas vivida en el estado Lara, al centro-occidente del país suramericano.

En un mensaje difundido a través de la red social Twitter, el Ministerio Público anunció el inicio de las investigaciones acerca de este nuevo fallecimiento, con el cual suben a 74 las víctimas fatales desde el inicio de las manifestaciones opositoras en abril pasado.

Según informaciones preliminares, Arévalo participaba en una protesta en el Club Hípico "Las Trinitarias" de la ciudad de Barquisimeto, cuando presuntamente recibió un disparo de bala en el rostro.

El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social fue uno de los primeros entes en confirmar el deceso del joven, el décimo producido en la entidad occidental desde el comienzo de las protestas.

La agenda de manifestaciones, convocadas en su mayoría por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), continúa en su onceava semana con más de 1.000 lesionados y cientos de detenidos, a fin de exigir la salida del presidente Nicolás Maduro.

La MUD responsabiliza al gobierno de las muertes producidas hasta la fecha, por una supuesta "represión" de las fuerzas de seguridad, mientras que el Ejecutivo inculpa a la MUD de azuzar la desestabilización mediante el financiamiento a bandas criminales.

Dentro de las denuncias hechas por el propio presidente Maduro se encuentra que la alianza opositora capta a niños y jóvenes menores de edad para dirigir presuntas "acciones terroristas" en contra de funcionarios policiales y militares así como civiles.

Las protestas iniciaron el 2 de abril luego de que el Tribunal Supremo de Justicia emitiera dos sentencias, anuladas luego, en las que se atribuía las funciones del desacatado Congreso; y posteriormente, una vez anunciada la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente con la cual el Gobierno prevé modificar el ordenamiento jurídico en el país.