La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

América

Kuczynski enfrenta destitución ‘express' en el Congreso

Pedro Pablo Kuczynski, presidente del Perú, enfrenta al parlamento, acusado de corrupción en un caso que lo vincula a la empresa Odebrecht. La antesala de una posible crisis institucional de grandes proporciones

La suerte de Kuczynski se encuentra en manos del Congreso peruano.

Enfrentado a un ‘juicio político' que le podría costar la presidencia del Perú, Pedro Pablo Kuczynski comparecerá hoy al Congreso para responder ante las acusaciones de corrupción que vinculan empresas a su nombre con la constructora brasileña Odebrecht.

Kuczynski, que solicitó el lunes al parlamento una copia de los documentos que acreditan el impeachment , tendrá una nada fácil defensa en un congreso controlado por la oposición fujimorista y que podría votar hoy mismo su destitución.

PRESENCIA DE LA OEA

El organismo regional anunció que enviará una ‘misión de observación'

‘Estamos ajustando detalles para el envío de una delegación a Perú', indicó el secretario general de la OEA, Luis Almagro.

La delegación llega al país andino por solicitud del gobierno de Kuczynski.

Encabezados por los opositores partido Frente Amplio, el fujimorista Fuerza Popular (FP) y el partido APRA, la situación que se le presenta a Kuczynski es sumamente complicada, ya que FP ocupa 71 de los 130 escaños en el Congreso, escenario que juega en contra el mandatario, ya que el reglamento del cuerpo legislativo indica que, para destituir a un gobernante, se requieren 86 votos, cifra a la que podría alcanzar la oposición de llegar a un acuerdo.

Para Daniel Salaverry, portavoz de la bancada del FP, dan casi por descontado la salida de Kuczynski y ya anunciaron que darán su apoyo al primer vicepresidente Martín Vizcarra, figura que asumiría la presidencia de acuerdo a lo contemplado en la constitución del país.

‘Estoy seguro de que esta y las demás bancadas respetaremos el orden sucesorio que manda la Constitución y respaldaremos al primer vicepresidente de la República para que asuma el mando de la Nación', aseguró Salaverry, según EFE .

Por su parte, Vizcarra expresó ayer tras regresar al país su lealtad a Kuczynski.

‘Manifiesto toda mi lealtad que tengo con el presidente y con la plancha (fórmula presidencial), la cual conformo', dijo a periodistas Vizcarra, luego de especulación tras pronunciarse en su Twitter por la ‘defensa de la constitución', sin hacer ninguna alusión de apoyo al actual jefe de Estado.

Si Vizcarra no acepta, la sucesión le corresponderá a la segunda vicepresidenta, Mercedes Aráoz, quien actualmente preside el Consejo de Ministros. Si ninguno de los vicepresidentes asume la Presidencia, el titular del Congreso, que en este momento es el fujimorista Luis Galarreta, tendría que asumir el cargo y convocar de inmediato a nuevas elecciones generales, que se deben celebrar en el plazo máximo de un año.

El mandatario peruano ha asegurado que no ha mentido como lo acusa el Congreso, que lo señala de intentar ocultar consultorías de su empresa Westfield Capital a Odebrecht por las que la constructora pagó más de $782,000 entre 2004 y 2007, cuando Kuczynski era ministro en el Gobierno de Alejandro Toledo.