Temas Especiales

08 de Mar de 2021

América

Cuba avanza en investigación de fármaco nasal contra covid-19

El fármaco es probado en un grupo de voluntarios de entre 19 y 54 años en el Centro Nacional de Toxicología (Cenatox), también en la capital cubana

Farmaco nasal
cuba trabaja en fármaco nasal contra covdi-19.Redes Sociales

Científicos cubanos están a punto de concluir la Fase I de ensayos clínicos de Mambisa, un candidato vacunal por vía nasal creado en la isla para enfrentar al coronavirus SARS-CoV-2, causante de la COVID-19.

Elaborado por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) de La Habana, el fármaco es probado en un grupo de voluntarios de entre 19 y 54 años en el Centro Nacional de Toxicología (Cenatox), también en la capital cubana.

"El estudio tiene diferentes esquemas de administración, uno con una primera dosis intramuscular y otro exclusivamente por vía nasal", explicó a la televisión local Zuribna Cinza, quien se desempeña como monitora principal del ensayo Cinza detalló que en un caso se administran a los voluntarios tres dosis nasales, mientras que en el otro primero se les inyecta con el candidato vacunal Abdala, el otro fármaco que estudia el CIGB, y después se les suministra dos dosis por la nariz.

La experta adelantó que en una segunda fase se ampliará la cantidad de voluntarios, al incorporar a personas de entre 55 y 80 años. "Hasta ahora no se ha presentado ningún problema", dijo el presidente del Comité de Ética del Cenatox, Pedro Fleites, quien encabeza una entidad con más de 25 años de experiencia en la realización de ensayos clínicos de vacunas.

Fleites además participa en el proceso de explicación previa que se ofrece a cada uno de los voluntarios y que incluye, además del consentimiento personal, los motivos, riesgos y beneficios de la investigación.

El Comité de Ética recibe periódicamente un informe de los investigadores donde se expone la marcha del ensayo, lo que permite evaluar y decidir la continuidad del estudio. Una vez que se realice el informe de seguridad e inmunidad de Mambisa, el CIGB propondrá al Centro Estatal para el Control de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (CECMED) la continuidad de la Fase II del estudio. Abdala, la propuesta inyectable del CIGB, transita por la Fase II de ensayos clínicos con unos 800 voluntarios, de entre 19 y 80 años, en el Hospital Saturnino Lora, en la oriental ciudad de Santiago de Cuba.

En ese estudio se utiliza solo la vía de administración intramuscular, con dos niveles de dosis de 25 y 50 microgramos, con tres administraciones y diferentes intervalos de tiempo entre ellas. También están en diferentes etapas de ensayos clínicos otros dos candidatos vacunales cubanos, Soberana-01 y Soberana-02, ambos elaborados por el Instituto de Vacunas Finlay (IVF) de La Habana.

El Gobierno cubano ha dicho que espera inmunizar a toda su población este año con alguna de esos candidatos vacunales. Hace unos días, el representante de la Organización Panamericano de la Salud (OPS) en Cuba, José Moya, dijo que las vacunas que se desarrollan en el país pudieran formar parte del Fondo Rotatorio de esa entidad sanitaria regional. "Una vez que superen las etapas clínicas, presumiblemente el candidato más avanzado entrará en ese mecanismo que desde hace cuatro décadas permite gestionar antígenos e insumos a los países de las Américas", afirmó Moya.

El directivo aseguró que mediante ese fondo los países de la región tienen la posibilidad de acceder a esos productos "con oportunidad y precios razonables".