Temas Especiales

06 de Aug de 2020

Mundo

¿Por qué Reino Unido no ha tomado medidas drásticas ante brote de coronavirus?

El Gobierno consideran que la población tendrá que contraer el virus para que la sociedad "se inmunice grupalmente" frente a futuros brotes

Primer ministro de Inglaterra
Boris Johnson, primer minsitro del Reino Unido.EFE

Mientras que gobernantes de varios países del mundo cierran fronteras y evitan la circulación de las personas para que no se multipliquen los contagios por el nuevo coronavirus (Covid-19), el primer ministro británico, Boris Johnson, elegió priorizar la economía y la normalidad del país, por lo que no ha tomado medidas drásticas como cerrar colegios y prohibir grandes eventos para evitar que el virus se siga propagando.

Johnson aseguró que todos sus pasos van a estar guiados "por la ciencia" y que se propone "hacer lo correcto en el momento adecuado", informó EFE.

"No vamos a cerrar las escuelas por ahora. El consejo científico es que esto podría hacer más mal que bien en este momento. Por supuesto, continuamos valorando esa medida y (la decisión) podría cambiar cuando la enfermedad se extienda", subrayó Johnson.

En cuanto a los eventos multitudinarios, consideró que prohibirlos "tendría un efecto limitado en la expansión" de la enfermedad.

El primer ministro inglés dijo, además, que "cuantas más personas se contaminen con el Covid-19, un mayor porcentaje de personas desarrollará inmunidad para una potencial segunda oleada de la epidemia en el otoño o invierno próximos". 

Esta decisión cuenta con que más de la mitad de los habitantes del Reino Unido se van a contagiar inevitablemente. Puede que eso ocurra ahora o el año próximo. 

De esta manera, según el gobernante, se conseguiría la "inmunidad de rebaño", a la que consideró la "peor crisis de salud pública en una generación".

Patrick Vallance, consejero científico del Gobierno, opinó de la misma manera al decir que el 60% de la población del Reino Unido —de más de 65 millones de habitantes—tendrá que contraer el coronavirus para que la sociedad "se inmunice grupalmente" frente a futuros brotes.

Vallance estimó que el número real de infectados en el país podría estar entre 5,000 y 10,000 personas.

Hasta ahora, se han detectado 1,395 casos de contagio por el coronavirus y 35 muertes en Reino Unido. Johnson advirtió de que "el verdadero número de casos puede ser mayor, quizás mucho mayor, que el número de casos que hasta ahora se han confirmado en los test".

Actualmente las ciudades inglesas afectadas son Gales, Irlanda del Norte, Escocia, Inglaterra, Gibraltar, Guernsey y Jersey.

A raíz de esta decisión tomada por el jefe del Gobierno británico, unos 300 científicos e investigadores de varios campos enviaron a Johnson una carta el pasado domingo pidiendo que imponga medidas más drásticas de distanciamiento social en el Reino Unido para combatir el coronavirus.

"Consideramos insuficientes las medidas de distanciamiento social introducidas hasta ahora y creemos que deberían imponerse otras más restrictivas inmediatamente, como está sucediendo en muchos otros países del mundo", afirmaron los científicos.

También consideraron inviable el presunto objetivo del Gobierno de conseguir un cierto grado de "inmunidad colectiva", puesto que ello requeriría muchas infecciones superadas y, entre otras cosas, generará más pacientes para el Servicio Nacional de Salud.

La única medida tomada hasta ahora es posponer un año las elecciones locales previstas para el 7 de mayo en Inglaterra, incluida las elecciones para la alcaldía de Londres, debido a la crisis del coronavirus.

Los afectados

Al menos 6,509 personas han muerto por coronavirus y 169,444 han sido infectadas a nivel mundial, con lo cual las cifras fuera de China son por primera vez más altas que los fallecimientos y contagios en el gigante asiático, país donde brotó el Covid-19.

Según la Organización Mundial de la Salud, el 80% de los infectados desarrollará síntomas leves, el 14% síntomas severos y un 6% sufrirá síntomas graves.

El primer caso de coronavirus en el mundo se detectó en noviembre en la ciudad de Wuhan, China. Pero no fue hasta finales de diciembre y principios de enero cuando se comenzó a expandir rápidamente en el gigante asiático. 

Desde entonces, China ha sido durante dos intensos meses el principal foco de infecciones. Ahora, los chinos han cantado victoria. No así en otras regiones del mundo donde la pandemia sigue dejando víctimas a su paso.

Con información de EFE y ABC.