Temas Especiales

26 de Nov de 2020

Nacional

Expropiación en tiempo récord

PANAMÁ. Las autoridades gubernamentales recurrieron a la expropiación para sacar a una familia de Panamá Viejo que solicitaba una ‘justa...

PANAMÁ. Las autoridades gubernamentales recurrieron a la expropiación para sacar a una familia de Panamá Viejo que solicitaba una ‘justa indemnización’ por tener que abandonar su vivienda.

El pasado martes 27 de noviembre, se publicó en Gaceta Oficial el Decreto Ejecutivo N° 1025 del viernes 23 de noviembre, mediante el cual se expropia la finca 94397 por ‘motivo de interés social urgente’.

En esa finca estaba construida la vivienda, de dos pisos, de Esther Atencio, y por donde pasará la avenida Cincuentenario que construye la empresa Odebrecht.

El decreto lleva la firma del presidente de la República, Ricardo Martinelli, y del ministro de Obras Públicas, Jaime Ford, y se ejecutó este martes, cuando sacaron a la familia Atencio de la propiedad.

Esther Atencio se negaba a salir de la vivienda al considerar, entre otros aspectos, que no fue consultada para la construcción de ese proyecto y que la indemnización que ofrecía el Gobierno no correspondía al precio de su propiedad.

El Ministerio de Obras Públicas (MOP) sustentó la expropiación en que la falta de liberación del área impedía la continuación del proyecto, lo que ocasionaba atraso y perjuicio económico al Estado.

La vivienda fue demolida ayer miércoles, al igual que otras casas que habían sido desalojadas por las autoridades para desarrollar el proyecto que busca desviar el tráfico vehicular de las ruinas del Conjunto Monumental de Panamá Viejo.

De esta manera muchas familias que vivieron por décadas en Panamá Viejo se han tenido que mudar.

La historia no termina. Eneida De Gracia aún no ha negociado con el MOP la vivienda. Su casa está rodeada de cerca de seguridad que ha colocado la empresa.

De Gracia tiene 51 años de vivir en el área y ya tiene visto un apartamento de segunda en la avenida Santa Elena para mudarse.

Se irá porque, dijo, está ‘cansada de luchar’ para que no lo desalojaran. Se mudará cerca y con la mudanza se lleva una nueva una deuda: Lo que le pagarán por su casa —contó— solo servirá para abonar la nueva vivienda y el resto saldrá de un préstamo hipotecario. La de De Gracia es una de las últimas familias que queda por salir de la zona.

El MOP iniciará un proceso judicial para establecer el monto de indemnización a la familia Atencio por la expropiación de su casa. Así quedó establecido en el Decreto Ejecutivo número 1025.