Temas Especiales

02 de Jun de 2020

Nacional

‘Aún hace falta más inclusión’

PANAMÁ. ‘Si mi hija de siete años puede entender y aceptar a su hermanita, ¿por qué el resto de la sociedad no puede hacerlo?’.

PANAMÁ. ‘Si mi hija de siete años puede entender y aceptar a su hermanita, ¿por qué el resto de la sociedad no puede hacerlo?’.

Sandra es madre de una niña de 4 años con síndrome de Down, y se pregunta aquello porque siente que hace falta mucha inclusión y comprensión de la sociedad hacia los niños con capacidades especiales.

Para ella fue muy difícil al principio, pero el apoyo de su familia contribuyó a que pudiese salir adelante.

‘He aprendido con el tiempo que el padecimiento de mi hija es eso y no un castigo, una enfermedad’, asegura Sandra.

El problema es que la familia no es una isla y su hija tiene que estar en contacto constante con la sociedad que la rodea.

Sandra recuerda años más solidarios con su condición, cuando Martín Torrijos era presidente de la República y se sentaron las bases para la inclusión de los niños con discapacidad. Dice que no es cuestión política, pero, según lo cuenta, hoy ya no es lo mismo. Porque, a pesar de que el Instituto Panameño de Habilitación Especial (IPHE) cumple con su programa de inclusión en escuelas públicas, la atención no es la misma y no es extensivo para colegios privados.

Muy pocas escuelas particulares aceptan niños con discapacidades y si lo hacen, les exigen a los padres que paguen un asistente especial o tutor para atenderlos.

Es por ello que una amiga de Sandra se vio obligada a matricular a su hija en un colegio público: ‘Cuando se dieron cuenta que era down, me dijeron que no la podía tener en la escuela privada’.

Por el momento, además del IPHE, ONGs y fundaciones no oficiales, como Down Panamá y la Asociación Olimpiadas Especiales, ayudan a las familias con charlas para padres y demás familiares.