Temas Especiales

26 de Feb de 2021

Nacional

Moradores piden nueva ruta hasta Tres Hermanas

PANAMÁ OESTE. Caminar de cuatro a ocho horas para abordar un transporte que salga a las cuatro de la madrugada, es lo que llevó a un gru...

PANAMÁ OESTE. Caminar de cuatro a ocho horas para abordar un transporte que salga a las cuatro de la madrugada, es lo que llevó a un grupo de moradores de los corregimientos de Cirí de Los Sotos, Santa Rosa y Cirí Grande, en el distrito de Capira, hasta la oficina regional de la Autoridad del Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT), en La Chorrera, para solicitar la creación de una ruta.

Francisco Sánchez, residente del sector de Santa Rosa, explica que se presentaron en las oficinas de la ATTT con el propósito de encontrar una solución al problema que están teniendo actualmente con el servicio de transporte, puesto que aseguran que los conductores que viajan hasta el sector de Faldares se niegan a entrar a los demás poblados, obligándolos a caminar largas distancias.

‘Sabemos que la ruta que tienen es hasta Faldares y que más allá sería estar fuera de ruta, pero cuando se le pregunta a los choferes si llegan hasta esos poblados, aseguran que sí; sin embargo, cuando llegan a Tres Hermanas, no quieren viajar más allá, dejándonos a veces con cargas muy pesadas’, comenta Sánchez.

Señala que la ruta que solicitan a la ATTT es de La Chorrera hacia Tres Hermanas, Riecito, Los Uveros, que pertenecen al corregimiento de Cirí de Los Sotos y hacia Ciricito, San Cristóbal, que es el sector que colinda con Penonomé, en la provincia de Coclé.

Los moradores señalan que es urgente crear esta nueva ruta independiente de la de Faldares, la cual puede llegar hasta Tres Hermanas, exactamente, cerca de Río Indio, donde operarían unos once transportistas, pagando un pasaje máximo de $4.50.

BENEFICIARÁ A OTRAS PROVINCIAS

Dionisio Martínez señala que en ocasiones los conductores llegan hasta Tres Hermanas o Nuevo Paraíso, un sitio muy distante de los poblados de donde salen las personas provenientes de Donoso, en Guásimo, provincia de Colón, que caminan hasta ocho horas para llegar hasta esta área, que es la más accesible para salir hacia La Chorrera. A este sitio también llegan personas provenientes de la provincia Coclé.

Martínez asegura que con las nuevas unidades de transporte se podrá prestar el servicio a la personas que llegan de San Cristóbal. Comenta que se creó un comité interprovincial de campesinos unidos, conformado por personas de las provincias de Panamá, Coclé y Colón para luchar por este beneficio.

Mauricio Tamayo, productor coclesano, indica que el área más cercana para ellos es Tres Hermanas, pues si toman por el área de Las Marías, en Penonomé, deben recorrer cuatro horas a caballo y cuatro en carro y por Capira unas dos horas caminando.

Tamayo asegura que sacar los productos por Penonomé, para venderlos en La Chorrera, les resulta muy costoso porque deben atravesar quince ríos y gastar $16 en pasaje ida y vuelta.

Indica que son de quince a veinte comunidades de Coclé, como: Las Minas, Nuevo Coquillo, Cerro Miguel, San Cristóbal, Las Marías, entre otras, las que se verán beneficiadas con esta ruta.

RESPUESTA DE LA ATTT

El subdirector regional de la ATTT, Gabriel Guevara, informó durante una reunión con la comunidad, que la petición de la nueva vía debe hacerse mediante una nota, que luego debe ser llevada a la concesionaria de la ruta del transporte en Capira, para que la ATTT coordine una reunión entre la concesionaria y la directiva de los usuarios.

SOLICITUD DE CUPOS

Paulino Alabarca, residente en Tres Hermanas, dijo que lleva ocho años solicitando un cupo para esa área, pero nunca le han dado respuesta, solamente lo envían hacia la concesionaria de la ruta de Capira, donde le niegan la aprobación dando miles de vueltas. ‘Yo sufro ver a mis compañeros que bajan de las montañas en horas de la madrugada buscando un transporte y no hay; igualmente, cuando se dan emergencias como personas con mordeduras de serpientes o enfermos’, señaló Alabarca, asegurando que son de $50 a $60 los que deben pagar para transportar a sus familiares enfermos.