Temas Especiales

07 de Jun de 2020

Nacional

Aguas negras atraviesan zonas residenciales

Las aguas residuales procedentes de viviendas y comercios de Santiago se vierten directamente a una quebrada

Los moradores de 10 barriadas del centro de Santiago están incómodos ante la proliferación de mosquitos, los malos olores y la exposición a desechos sólidos, a causa de la falta de tratamiento de los canales de aguas negras que atraviesan las zonas residenciales y comerciales de esta ciudad.

Los afectados hacen un llamado a las nuevas autoridades electas de Santiago para que tomen como prioridad este problema que se está apoderando de toda la región y proyectando una imagen negativa que en nada ayuda al desarrollo.

Abelino Quintero, vocero de los afectados, señaló que han conformado un grupo para exigir a las autoridades una solución a esta situación, que data de varias décadas.

Según Quintero, se reunieron con autoridades del Ministerio de Salud, el Instituto de Acueducto y Alcantarillados Nacionales (IDAAN) y de la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), donde recordaron que la Comisión Andina de Fomento tenía planificado un proyecto a largo plazo para el tratamiento de los canales de aguas negras e igualmente un paliativo con una retroexcavadora, pero lamentablemente nada de lo planteado se ha ejecutado.

La fuente explicó que la coordinadora dará una tregua al nuevo gobierno; de lo contrario, tomarán otras acciones, porque las barriadas situadas en los corregimientos de Santiago cabecera y San Martín de Porres, área comercial y vía Interamericana, actualmente están confrontando problemas con el estancamiento de las quebradas donde se descargan directamente las aguas negras de viviendas y comercios de la localidad ocasionando daños a la salud de la población.

Miguel Atencio, residente de la barriada Paritilla, explicó que las 24 horas del día tienen que convivir con los malos olores que emanan de esas zanjas debido a que ‘ilegalmente hay nuevas barriadas que se han construido y descargan sus aguas residuales en esos canales, lo que genera la contaminación’.

‘En este momento no estamos viviendo en un ambiente sano, ya que a la hora de comer y a toda hora no se aguanta el olor a heces fecales’, apuntó la fuente.

Jesús Pérez, otro residente de la barriada La Hilda N°2, se queja de que producto del estancamiento de las aguas y la falta de un dragado, en ese sector no se soportan los mosquitos y ‘lo peor es que los malos olores se dan cerca de varios restaurantes que hay en una de las áreas comerciales más importantes de la ciudad’.

‘Es triste que con tanto desarrollo en la ciudad de Santiago, en este momento estemos viviendo en medio de un ambiente insalubre’, recalcó Pérez.

El quejoso instó a las futuras autoridades del Ministerio de Obras Públicas (MOP), del Ministerio de Salud y el IDAAN a que programen operativos conjuntos de dragado, limpieza y fumigación antes de que se desate una epidemia.

LA VOZ DEL MINSA

Al respecto, Belén Hernández, directora regional del Ministerio de Salud (MINSA), en Veraguas, respondió que por tratarse de un problema que implica a una gran cantidad de residentes y barriadas de la ciudad de Santiago, se hizo ya una reunión interinstitucional para determinar las acciones que se implementarán para resolver el problema sanitario que confrontan estos sectores.

La funcionaria aclaró que el MINSA, por recomendaciones del IDAAN, no utilizó la retroexcavadora para dragar las quebradas, pero sí ejecutó el operativo para contrarrestar la proliferación de mosquitos.

El IDAAN informó que se tiene contemplado para el 2016 un proyecto de alcantarillado y construcción de una planta de tratamiento.

Un grupo de residentes de Santiago organizaron un frente para exigir a las autoridades electas que resuelvan el problemas que mantiene a la población enferma.