05 de Dic de 2022

Nacional

Los medios se deben a los intereses de toda la sociedad

Si los medios continúan oponiéndose sistemáticamente al gobierno, el gobierno va a estar en contra de ellos

Cómodamente sentados, con cafecito en mano en uno de los salones del Hotel Hilton de la ciudad de Panamá, ayer domingo, periodistas y representantes de 95 medios de comunicación del continente esperábamos, en el marco de la reunión de medio año de la SIP, a los panelistas que discutirían un tema en aparencia bastante trillado: ‘Debilidad institucional, un lastre para América Latina’.

Sería, imaginamos algunos, lo mismo de siempre, una crítica directa a los gobiernos, acompañada de un análisis histórico y cultural de las razones por las que se irrespetan en nuestros países las normativas legales e institucionales.

Algo así como ‘Recuperamos los votos, pero nuestras instituciones no funcionan bien. No somos educados como los escandinavos, que no cruzan la calle si no hay luz verde aunque sean las tres de la mañana’. Y sí. Ese fue parte del análisis que hizo el panelista Luis Moreno Ocampo, exfiscal de la Corte Penal Internacional y argentino de nacimiento. Pero no se quedó allí.

EL ABUSO, UN TEMA DE SIEMPRE

‘Dos congresistas bajan del Capitolio y uno le dice al otro: No entiendo qué es eso de abuso de poder... ¿Para qué querría uno el poder si no es para abusar de él?’. Con la descripción de esa caricatura publicada en la revista New Yorker, Moreno Ocampo resumió su punto de vista sobre el poder en una democracia. ‘El abuso de poder es un problema de siempre’, señaló, pero, ‘no es lo que hacen los otros (el gobierno), lo importante es lo que hacemos nosotros (los medios)’, dijo el argentino valiente ante una audiencia integrada por los representantes de los medios del continente, no siempre conformes con su análisis.

El exfiscal instó a los medios a ser mejores que los gobiernos y no abusar de su poder, ‘no solo por la sociedad, sino también para fortalecer su posición en el mercado’, apuntó.

‘La opinión pública es importante y los medios se han convertido en un lugar donde se dirime el poder político. Es muy fácil cuestionar a los presidentes, pero me parece más interesante cuestionar a los medios, pues necesitamos mucho de ellos. Necesitamos que, además de ganar plata, tengan claro que hay reglas básicas que hay que respetar, entre ellas el amor a la verdad y la visión no partidaria... contar lo que está ocurriendo y describirlo bien... Hay un mercado para ese tipo de medios’, insistió.

SU EXPERIENCIA

La crítica posición del exfiscal hacia los medios está respaldada por una experiencia reciente, ocurrida tras la escandalosa muerte de Natalio Alberto Nisman, quien había acusado a la presidenta Cristina Fernández de proteger a los autores intelectuales de un acto terrorista ocurrido en Buenos Aires, en 1994.

En lugar de culpar de inmediato a la presidenta Cristina Fernández, Moreno Ocampo se tomó tiempo para leer a fondo la denuncia de Nisman y resaltó lo que los medios no habían dicho: la denuncia era muy débil y se basaba en conjeturas, espetó en el foro de la SIP.

Esa misma posición la había presentado ya en un programa de televisión argentino. ‘Durante 42 minutos hablé sobre la debilidad de la denuncia. Durante 25 segundos comenté que la marcha de fiscales que se organizaba para el día siguiente en honor a Nisman debía interpretarse, más que como una marcha opositora, en un debate sobre el rol de los sistemas de inteligencia argentinos’.

Su sorpresa fue mayúscula cuando constató que, al día siguiente, los medios escritos redujeron su presentación televisiva al titular que publicaba uno de los más importantes diarios de Argentina: ‘Ocampo se opone a la marcha’.

AMIGO O ENEMIGO

‘El periodista está enojado con el gobierno y le tira tomates. Para ello, utiliza lo que pueda. La información no importa, sino quién es mi amigo y quién es mi enemigo’, concluyó.

‘Los medios se están marginalizando. Y si los medios están en contra del gobierno, el gobierno va a estar en contra de ellos’, señaló.

‘Va a ocurrir al final lo que le sucede a la cadena Fox en Estados Unidos. Es una empresa para la que no importan los hechos, porque su posición siempre es la misma. Y solo la ven los que están de acuerdo con esa visión del mundo’, declaró.

Según Moreno Ocampo, hay un mercado para una prensa libre que represente la sociedad como un todo, una prensa que luche, no porque la oposición gane las próximas elecciones, sino para que las elecciones sean limpias y el que gane tenga un mandato claro.

Desafiando a los varios representantes de medios venezolanos presentes en la sala, Moreno Ocampo se atrevió a sugerir que los medios opuestos a este régimen cubran las noticias del país de una forma respetuosa hacia el 20% de la población que pudiera estar a favor de Maduro.

La crítica de los presentes fue dura y puso a Moreno Ocampo a la defensiva. Como diríamos los panameños, ‘le cayeron en pandilla’.

La exrelatora especial para la libertad de expresión de la Organización de Estados Americanos (OEA) Catalina Botero se paró ante el micrófono dispuesto para el público y dijo: ‘Siempre me parece importante hablar sobre la ética de los medios y cómo ganar audiencia... es importantísimo, pero en un panel sobre debilidad institucional no debemos perder de vista, doctor Moreno Ocampo, que una cosa son Uruguay y Costa Rica y otra son Venezuela, Argentina y Ecuador... aquí estamos hablando de gobiernos que han debilitado las instituciones para tomarse la esfera pública ...Estados en los que se usa el poder estatal, recursos, empleos, sancionatorio, para impedir la participación pública...’.

El director de TVN, Temi de Obaldía, la siguió: ‘Hay momentos en que la prensa debe pararse en f irme porque la situación requiere blanco y negro’, opinó.

Pero Moreno Ocampo se defendió sin miedo. ‘En cinco años, los gobiernos van a seguir limitando a los medios... es una pelea por el significado de la información... y van a cogerlo contra ustedes si ustedes están en contra de ellos. Los medios tienen que buscar fórmulas para decirle a la gente que no solo están representando una posición política, sino que están representando la posición de toda la sociedad’.

‘No abusen de su propio poder... ese es el gran desafío... tienen que encontrar fórmulas para que la gente sienta que está recibiendo la información de todas las partes, y dándole un sentido interesante, pero también respetando la opinión de todo el mundo...’, apuntó.

Como fiscal, dijo haber estado en una situación similar, y siempre mantuvo su neutralidad. Eso, señaló, le valió el respeto de todos.

‘Cuiden el mercado de los que no los quieren a ustedes... además de dar su opinión respeten la opinión del otro... la gente quiere saber la verdad’, insistió.

Después de terminada su intervención, reunido con La Estrella de Panamá , Moreno Ocampo parecía haber recibido una ‘pelonera’. ‘Sí —reconoció— mi intervención fue más polémica de lo que esperaba, pero está bien. Fue divertido’, aseguró riendo.