Temas Especiales

13 de Jul de 2020

Nacional

Próxima semana puede definirse el rumbo del IVM

La urgencia por buscar alternativas que otorguen liquidez al fondo de Invalidez, Vejez y Muerte de la Caja de Seguro Social, que ya echó mano a las reservas para el pago de pensiones, es el centro de discusión entre la junta directiva de la entidad y el Ejecutivo

El presidente Laurentino Cortizo y un equipo del Ejecutivo se reunieron este martes con miembros de la junta directiva de la Caja de Seguro Social, la administración de la entidad, diputados, el gerente del Banco Nacional y el Contralor, para explorar ideas que resuelvan la falta de liquidez del fondo de Invalidez, Vejez y Muerte que se originó a raíz de la suspensión de más de 200 mil contratos a causa de la paralización de actividades que provocó la pandemia del Covid-19.

Se espera que la próxima semana el Ejecutivo plantee propuestas formales.Archivo La Estrella de Panamá

Una fuente que participó en la reunión presencial indicó que por cuatro horas se escucharon propuestas, como una lluvia de ideas, para dotar de dinero para el pago de pensiones.

“La venta de bonos aún no ha muerto, pero también se habló sobre el uso del fideicomiso que tiene la CSS en el Banco Nacional, aunque el gerente Javier Carrizo explicó que para su disponibilidad se debe cumplir con ciertos requisitos legales, como los informes actuariales auditados por la Contraloría General”, indicó la fuente.

Se propuso también que se logre una dispensa especial para la CSS, o que se tramite una línea de crédito con el Banco Nacional garantizada con los bonos, sin embargo, esta opción tampoco puede aprobarse porque los bienes de la CSS no pueden ponerse en garantía; la ley lo prohíbe.

Enseguida se habló sobre el fideicomiso de la CSS que se mantiene en el Banco Nacional. El gerente del banco explicó que ese dinero estaba disponible, pero para poder usarlo había que cumplir ciertos requisitos que establece la ley, como los estados financieros auditados, y el informe actuarial.

Lo anterior, según indicó la fuente, no se vio como un escollo, sino que ante la situación actual pudiera hacerse una dispensa, que independientemente de que no se cumpla con los requisitos legales de esta situación, se pueda hacer uso de ese dinero. “Pero son ideas, el gerente del Banco Nacional reiteró que habría que analizar cómo se hace esa dispensa”, estableció el informante.

Por otra parte, el llamado al diálogo no se va a postergar, pero al mandatario le preocupa la liquidez del IVM, y en eso se centró la reunión, en alternativas que puedan ejecutarse a corto plazo, “aunque obviamente no se llegó a ninguna conclusión”, detalló la fuente.

El presidente de la junta directiva, Miguel Edwards, le hizo saber al mandatario Cortizo que los miembros de la junta sostendrán una reunión el próximo viernes con los directores, en la que empezarán a analizar las ideas en concreto, pero estimó que una reunión no será suficiente, así que tentativamente el próximo martes celebrarán una segunda reunión para luego acudir a la Presidencia, por segunda vez, a finales de la próxima semana y evaluar las propuestas sobre la mesa.

El Ejecutivo, por su parte, también se comprometió a ventilar nuevas opciones, variar las propuestas. “La próxima semana vendrán propuestas más de peso, en firme”, indicó uno de los testigos.

Presentes estaban por parte del Ejecutivo, el mandatario, Laurentino Cortizo; el vicepresidente, José Gabriel Carrizo; la ministra de Salud, Rosario Turner (que también forma parte de la directiva de la CSS); la ministra de Trabajo, Doris Zapata. También asistió el gerente general del Banco Nacional, Javier Carrizo, y el contralor de la Nación, Gerardo Solís.

“La venta de bonos aún no ha muerto, pero también se habló sobre el uso del fideicomiso que tiene la CSS en el Banco Nacional, aunque el gerente Javier Carrizo explicó que para su disponibilidad debe cumplir con ciertos requisitos legales, como los informes actuariales auditados por la Contraloría General”.

Por parte del Legislativo acudieron varios miembros de la bancada del PRD, entre los que se mencionó al presidente Marcos Castillero, Benicio Robinson, Crispiano Adames, y otros.

“Fuimos a la reunión sin una agenda formal, asumíamos que se trataría del programa de IVM, pero fue un conversatorio para tomar un rumbo que debe decidirse la otra semana. El Ejecutivo tendrá que dar un gran apoyo, porque no quiero imaginar que no haya plata para pagar a los jubilados”, dijo la fuente.

Entre las cosas que se mencionaron destacan las proyecciones que hizo la administración. Se tomó como base la moderada, por así decirlo, pensando que el ritmo de la economía pueda ayudar a aumentar los ingresos y tal vez no sea necesaria toda la plata que se planteó en el escenario.

“Creo que pusieron una proyección de que el otro año se normalizan los fondos, pero es muy difícil de predecir; hay demasiados factores que inciden en este escenario. Los ingresos pueden variar y el déficit puede disminuir", concluyó la fuente.