Temas Especiales

18 de Sep de 2020

Nacional

Fallece con signos de covid-19 otro dirigente deportivo nicaragüense

José Molina, miembro del salón de la fama del deporte nicaragüense y excampeón nacional de tenis de mesa, murió en el hospital estatal

Prueba COVID-19
Organizaciones internacionales alertan de una tasas de infección superior al 20% y del fallecimiento de 360 enfermeras.Cortesía

El dirigente de la Federación de Nicaragua de Tenis de Mesa José Molina falleció este viernes a los 67 años de edad por afectaciones asociadas con el COVID-19, informaron diversas fuentes.

Molina, miembro del salón de la fama del deporte nicaragüense y excampeón nacional de tenis de mesa, murió en el hospital estatal "Fernando Vélez Paíz", en Managua, donde estaba hospitalizado desde hace dos semanas.

"La Junta Directiva lamenta el fallecimiento del que fuera en repetidas ocasiones presidente, dirigente y excampeón nacional, José Molina Sequeira. Desde aquí enviamos nuestras condolencias a la familia doliente", señaló la Federación de Nicaragua de Tenis de Mesa en una nota de duelo.

Uno de sus amigos, Armando José Martínez, indicó que "Chepe" Molina, a como era conocido en el mundo deportivo nicaragüense, murió en horas de la madrugada de este viernes en el hospital, "donde se encontraba hospitalizado por COVID-19".

Recordó que fue uno de los más grandes jugadores de tenis de mesa de Nicaragua, junto a Walberto López, José Dolores Blandino y Omar González.

Resaltó que Molina, además de ser campeón nacional de tenis de mesa, fue un destacado jugador de billar en la modalidad de carambola a tres bandas, en el que también fue campeón nacional y dirigente de esa Federación.

Asimismo, Molina también jugó boliche y se coronó subcampeón nacional. También jugó fútbol en la jesuita Universidad Centroamericana (UCA), donde estudió.

"Chepe" Molina trabajaba en el Comité Olímpico Nicaragüense y es hermano del también tenista de mesa Oscar Molina, medallista de oro en los Juegos Centroamericanos de 1986 y 1990, y también miembro del salón de la fama del deporte nicaragüense.

Molina se convierte en el segundo dirigente que fallece con signos de COVID-19 esta semana. El primero fue el comisionado general Diógenes Cárdenas, presidente de la Federación Nicaragüense de Boxeo Aficionado (Feniboxa), y jefe de seguridad del cardenal Leopoldo Brenes.

El presidente de la Federación de Remo, Gerardo Alvarez, había pedido orar tanto por la salud de Molina y Cárdenas, así como la del dirigente de la Federación Nicaragüense de Karate Do, Emmerson Velásquez, porque se encontraban hospitalizados con síntomas de COVID-19.

"Arrodillémonos de corazón frente a nuestro Dios, pidamos por ellos y por todos los enfermos, perdón para que desaparezca este virus", escribió Alvarez a los presidentes de las federaciones deportivas en un mensaje.

El Ministerio de Salud de Nicaragua reporta hasta ahora 91 fallecidos y 2.846 casos positivos de COVID-19.

Por su parte, el independiente observatorio Ciudadano COVID-19, una red de médicos y voluntarios de toda Nicaragua, contabiliza al menos 7.402 personas infectadas y 2.087 fallecidas por neumonía u otros síntomas relacionados con la pandemia, hasta el pasado día 1 de julio.