Temas Especiales

24 de Jan de 2021

Nacional

Oposición desconfía del Pacto del Bicentenario

Los principales líderes políticos del país abogan por soluciones a corto plazo. Temen, además, que el diálogo se convierta en un monólogo. El 26 de noviembre se lanza oficialmente el proyecto del Gobierno de Laurentino Cortizo

La decisión del Gobierno Nacional de posponer el diálogo denominado Pacto del Bicentenario “Cerrando Brechas” ha aumentado las críticas de los sectores políticos de oposición al punto que dudan en participar de la convocatoria nacional.

El presidente Laurentino Cortizo propone un diálogo con diferentes sectores del país para resolver los problemas del país.Archivo | La Estrella de Panamá

Críticas como la falta de un sentido de urgencia que podría dilatar decisiones importantes para el país y que se traduce en una actuación hasta irresponsable y con poca seriedad de parte del gobierno de Laurentino Cortizo, son parte de los cuestionamientos hechos por líderes de oposición consultados por la Estrella de Panamá.

De acuerdo con Ricardo Lombana, líder del movimiento político Otro Camino Panamá, colectivo en formación y que representó a la tercera fuerza política en las pasadas elecciones generales, las acciones de este diálogo empiezan con una elevada moratoria. “Hay acciones que tomar hoy, no mañana. No en un diálogo de un año. Me parece hasta irresponsable”, destacó el dirigente político.

José Blandón, presidente del partido Panameñista, colectivo político que dirigió el país (2014-2019), considera, por su parte, que el diálogo no está bien enfocado porque no presenta alternativas a corto plazo para la solución de los problemas urgentes del país.

“Consideramos que el Gobierno ha tratado esto con poca seriedad y sin un sentido de la urgencia que tiene para que lleguemos a los acuerdos… No es responsable proponernos hablar pendejadas mientras el país se está cayendo”, agregó el panameñista.

Mientras que Rómulo Roux, presidente del partido Cambio Democrático (CD), segunda fuerza política del país en las pasadas elecciones y colectivo que gobernó el país entre 2009 y 2014, coincide con los otros líderes en que no se puede dejar que el diálogo nacional dilate decisiones importantes. Al mismo tiempo, propone la importancia de sumar a más sectores del país.

“Me preocupa la metodología y la falta de sentido de urgencia. Tampoco estamos claros en cuanto a la representatividad del país en el diálogo ni los temas principales a tratar y eso preocupa”, señaló Roux.

Pedro Miguel González, ex diputado de la Asamblea Nacional y actual secretario general del gobernante Partido Revolucionario Democrático (PRD), defiende la iniciativa del Gobierno Nacional de llamar a esta convocatoria a líderes de los partidos de oposición porque considera que se “establecerán políticas de Estado” que tendrán efectos positivos de larga duración.

“Creemos que en Panamá hay que generar los consensos necesarios para establecer políticas de Estado que nos permitan avanzar hacia una sociedad más desarrollada y equitativa”, indicó González.

Un comunicado de la Secretaría de Comunicación del Estado anuncia que el Pacto del Bicentenario “Cerrando Brechas” programado para hoy lunes 23 de noviembre será pospuesto para el jueves 26 de este mismo mes por motivos del Estado de emergencia generado por las condiciones desfavorables que se presentan en varias provincias del país por los efectos de los huracanes Eta e Iota.

De acuerdo con el comunicado en mención, la iniciativa del Gobierno Nacional con la convocatoria del Pacto del Bicentenario busca sentar las bases de un mejor Panamá mediante la instalación de mesas de discusión de temas tales como salud, seguridad social, educación, economía, seguridad ciudadana y servicios básicos.

Contrario a los argumentos esbozados por el presidente del CD Rómulo Roux, sobre la falta de convocatoria a todos los sectores del país, el Gobierno asegura que contará con la participación de todas las áreas productivas del territorio nacional.

A juicio de Roux, ya hay precedentes de otros diálogos nacionales convocados por el gobierno de Cortizo que se han convertido en “monologos”, debido a la implementación de una metodología que no permite la participación.

Puso como ejemplo el diálogo generado por la crisis económica y de salud por la pandemia de covid-19, donde el sector empresarial se retiró de la mesa ante la inasistencia de los ministros. “No vamos a permitir que el Diálogo Nacional (Pacto del Bicentenario) se convierta también en otro monólogo. De ser así, no podríamos participar”, advirtió Roux.

“No es responsable proponernos hablar pendejadas mientras el país se está cayendo...”,
JOSÉ ISABEL BLANDÓN,
PRESIDENTE DEL PARTIDO PANAMEÑISTA

Lombana no ha sido invitado a participar, pero tampoco tiene suficiente confianza en el proyecto. Por el contrario, arremete contra el Gobierno argumentando que esta administración de Cortizo “carece de credibilidad y legitimidad para hacer esta convocatoria”.

El máximo dirigente de MOCA hace alusión a una serie de denuncias de presuntos actos que le sirven de base para asegurar que en el gobierno de Cortizo “hay tolerancia a la corrupción, despilfarro de fondos públicos y manejo irresponsable de las finanzas” que le impiden tener credibilidad para convocar al Pacto del Bicentenario.

Según Lombana, por todas estas situaciones de corrupción y falta de transparencia “el país hoy se está desangrando y destruyendo”, por eso califica de “ejercicio romántico” el hecho de sentarnos en un diálogo nacional para construir el país que queremos en el 2030 y el 2040.

Sin embargo, la defensa del Pacto del Bicentenario no se hizo esperar. Para Pedro Miguel González, esta iniciativa busca una visión para construir un “Estado robusto, que sea capaz de brindarle a los panameños servicios públicos de calidad, principalmente los de salud y educación”.

Considera que el diálogo no será una pérdida de tiempo porque ya se cuenta con un documento base que fue desarrollado por más de mil profesionales del PRD durante un año (2017-2018) y que fue denominado Visión 20-50.

Blandón, por su parte, reconoce la necesidad de un diálogo nacional pero que se hable de temas urgentes, porque considera que no es tan oportuno hablar del Panamá del 2040 ya que durante cinco meses solo se limitaría a recibir propuestas. “Si aquí hay estudios de sobra”, detalló.

El próximo 26 de noviembre se lanza oficialmente el “Pacto por el Bicentenario”, en el Centro de Convenciones de Ciudad del Saber, a las 11 de la mañana. Después del acto, durante cinco meses (abril 2020) se recibirán propuestas para solucionar los principales problemas del país. A partir de abril de 2021, empezarán las discusiones de los diferentes temas. En noviembre se firmará el Pacto del Bicentenario, que se espera se empiece a implementar a partir de 2022.

Temas urgentes como la situación financiera de la Caja de Seguro Social, la moratoria bancaria y el desempleo, son temas que a juicio de Blandón son los que deben discutirse de forma inmediata. Pero asegura que no será así, al considerar que este 26 de noviembre solo será un acto. Por cinco meses, añade, se recogerán propuestas para resolver los problemas del país y las discusiones de las mesas iniciarán en abril del próximo año para que en noviembre del 2021 se tenga un documento de propuestas.

Estas propuestas estarían listas en momentos en que la Asamblea Nacional estaría de vacaciones, por consiguiente el debate legislativo para que las propuestas sean leyes comenzarían a tener efectos en el 2022.

La Estrella de Panamá conoció que se ha creado un consejo consultivo que será coordinado por la consultora internacional Paulina Franceschi, para darle paso al diálogo.

El Consejo Consultivo tendrá la función de ser ente rector del cumplimiento de la metodología de trabajo y los acuerdos que se logren en estas mesas que se instalarán para tratar los temas de urgencia nacional.

Uno de los elementos importantes dentro de la metodología de trabajo que deberá velar el Consejo Consultivo en este diálogo nacional, consiste en el tiempo pactado para el cumplimiento de los acuerdos, que será de entre 10 y 15 años.