Temas Especiales

25 de Jul de 2021

Nacional

Panamá aprobará una estrategia nacional para prevenir el embarazo precoz

La ministra de Desarrollo Social, María Inés Castillo, destacó que antes de que culmine este año se espera que se apruebe el nuevo documento

Mides crea unidad para atención de menores embarazadas
El Minsa considera embarazo adolescentes hasta los 19 años de edad.Archivo | La Estrella de Panamá

Panamá aprobará, antes de finalizar el 2021, una Estrategia Nacional de prevención y atención al embarazo adolescente, que sea cónsona a los nuevos retos que se afrontan actualmente.

En el 2018, en Panamá se inició un trabajo de la mano del programa de la Unión Europea EUROsociAL, para la formulación de un documento base que sirviera para la definición de esta estrategia, trabajo que se ha retomado y que actualmente se desarrolla con la intención de revisar y contextualizar a la nueva realidad este documento.

La ministra de Desarrollo Social, María Inés Castillo, destacó el 22 de junio en un foro internacional que antes de que culmine este año se espera que en Panamá se apruebe el nuevo documento.

El anuncio de la jefa del Ministerio de Desarrollo Social (MIDES) se dieron durante un mensaje que envió al foro “Generación e Igualdad” de la organización EUROsociAL y dentro del marco del conversatorio sobre los “Compromisos de los países campeones y aliados latinoamericanos y europeos en materia de prevención del embarazo en adolescentes desde un enfoque de género y derechos humanos”.

Para la aprobación de esta estrategia de prevención se está consultando con actores públicos, organismos internacionales, academia y jóvenes con la intención de identificar necesidades y prioridades, generar un consenso robusto sobre la nueva versión de estrategia reformulada.

La titular de la cartera social adujo que el proceso de consulta está conformado por un ciclo de tres etapas y que están finalizando la segunda para pasar a la última, que implica la consolidación de los consensos para la presentación de una versión final de la estrategia adaptada.

El compromiso es que antes de finalizar este año el Consejo Nacional de Atención a la Madre Adolescente (CONAMA) apruebe esta propuesta de estrategia e inicie su implementación, apuntó la ministra Castillo.

El CONAMA es un ente interinstitucional que trabaja en aras de mejorar la calidad de vida de las madres adolescentes por medio de su integración plena al desarrollo social, además de garantizar su permanencia en el sistema educativo, de contribuir al conocimiento y respeto de su dignidad, así como el derecho de ese niño o niña a formar parte de su grupo familiar.

“Sin lugar a duda es fundamental brindarles a las jóvenes oportunidades para que puedan asumir su vida sexual con autonomía y responsabilidad, y que puedan realizar su vida con capacidad y autodeterminación”, recalcó la servidora pública en el conversatorio, al tiempo que resaltó que desde el Mides están comprometidos con implementar acciones para cambiar la alta incidencia de estos embarazos en los adolescentes.

El Mides impulsa una serie de programas que buscan fortalecer la formación e incrementar las capacidades de niños, niñas y adolescentes para lidiar de mejor manera con las amenazas y riesgos de su entorno. Entre estos programas están el de formación de voluntariado en jóvenes y adolescentes, el Centro de Formación y Desarrollo para Adolescentes, Curso de Formación “Desarrolla tus habilidades para la Vida”, el programa Juventud Somos la Fuerza, los Centros de Atención Integral para la Primera Infancia y Padrino Empresario.

En su presentación, la ministra Castillo también resaltó los informes publicados en febrero del 2018 y enero del 2020 por la Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud, así como UNICEF y UNFPA que indican que América Latina y el Caribe, continúan siendo las regiones con la segunda tasa más alta en el mundo de embarazos adolescentes y Panamá es parte de esta realidad.

Bajo este contexto de ideas los otros exponentes del conversatorio procedentes de Francia, Argentina, México y demás países revelaron que hay mucho por trabajar en esta materia y que para ello se requiere de una educación integral para los jóvenes, en que tengan acceso a programas de prevención sexual, a decidir sobre su propio cuerpo, pero, sobre todo, a que se instaure un diálogo intersectorial en donde se aborde esta temática que de hecho trae implicaciones sociales y económicas en muchos países, pronunciandose la línea de la pobreza.

En 2020 se reportaron 1,844 embarazos más que en 2019

Lee más

Panamá registra una tasa de fecundidad de un 20% en adolescentes. La comarca Ngäbe Buglé presenta el 40% de los casos, seguido de Panamá Este con un 38.4% y la provincia de Bocas del Toro con un 35.7%, según cifras oficiales.