Temas Especiales

30 de May de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Sectarismo ignorante

Laboré por muchos años con un tejano terco y recalcitrante que tenía poco aprecio por los panameños y por nuestra cultura socio-política...

Laboré por muchos años con un tejano terco y recalcitrante que tenía poco aprecio por los panameños y por nuestra cultura socio-política. Vivió en lo que fue la Zona del Canal, con su esposa panameña y sus hijos hasta que decidió regresar a Texas, doce meses antes de la reversión del Canal a manos panameñas.

Nunca aprendió español, a pesar de su familia. Se fue frustrado por el paso del tiempo y por los cambios que presentaba la creciente participación de panameños en la fuerza laboral canalera. Largos años vivió en el paraíso canalero, y sólo regresaba a Texas de vacaciones.

Una vez me contó que allá, tenía un tío que había hecho fortuna en el negocio de la ganadería. Todos los años con su tío se daba la misma conversación. Todos los años le explicaba — con lujo de detalles— que vivía en Panamá, pequeño país en América Central y que se ganaba la vida laborando para el famoso Canal que lleva su nombre: El Canal de Panamá.

Invariablemente, todos los años, su tío al presentarlo con amistades cometía la misma brutalidad: “This is my nephew Joe, he lives somewhere down there in Mexico”, (Este es mi sobrino Joe, vive allá abajo en algún lugar de México).

El candidato republicano a la presidencia John McCain eligió a la gobernadora de Alaska, Sarah Palin para acompañarlo en su nómina como vicepresidenta si llegarán a ganar las elecciones.

En su primera entrevista con los medios de comunicación social, el veterano periodista Charles Gibson le preguntó a Palin si alguna vez había salido del país fuera de un reciente viaje que había realizado para visitar a los soldados estadounidenses en el medio oriente. Palin contestó: “Canadá y México”.

Cada proceso electoral se define como crucial para avanzar las causas de una nación. Las próximas elecciones en los Estados Unidos son en realidad determinantes.

Es un país que se ha sostenido por el arrojo y la tenacidad de gente extraordinaria de varias culturas raciales. Una historia de lucha y progreso que muchos en el mundo usan como modelo. Pero como en todas partes no todo es perfecto.

Una de las grandes debilidades del pueblo estadounidense es la de desconocer las realidades del resto del mundo, como Joe y su tío.

Que fuera de sus comunidades y de los límites territoriales de esa nación, sin desmeritar a los hermanos y hermanas mexicanos, existe un mundo vasto y complejo, con sus gentes y sus culturas. Con sus deseos y sus necesidades de progreso y desarrollo.

Palin, política y profesional de 44 años, nunca ha sentido necesidad de explorar el mundo y su miopía socio-geográfica y cultural la comparten gran parte de esa población.

Es igual con otros temas trascendentales. No saben nada sobre nosotros y, su gobierno, históricamente, sólo nos voltean a ver para proteger o impulsar sus intereses.

John McCain tiene 72 años y en los últimos años ha sido diagnosticado cuatro veces con cáncer. Si llega a ganar la Presidencia las posibilidades de que Palin se convierta en presidenta de los Estados Unidos son muy altas.

El pueblo estadounidense debe derogar el alejamiento y sectarismo dañino que se ha dado históricamente e iniciar una integración americana justa para todo el continente.

Pero eso no será posible si nos consideran a todos mexicanos.