25 de Feb de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Malos dirigentes colonenses

Luego de largas luchas generacional obtuvimos que el gobierno tuviera la disposición de nombrar en los cargos más importante del gobiern...

Luego de largas luchas generacional obtuvimos que el gobierno tuviera la disposición de nombrar en los cargos más importante del gobierno a dirigentes de nuestra provincia, pues siempre fuimos víctimas de los gobiernos que nos importaban a los dirigentes.

Luego de tantos años de lucha porque se eliminara esa mala practica de los diferentes gobiernos, lo cual hacía que nos sintiéramos menospreciados y comenzáramos a pensar que los colonenses no teníamos la capacidad para estar al frente de la diferentes instituciones gubernamental, situación que nos incomodaba, porque considerábamos que nadie podía conocer la problemática de Colón mejor que nosotros, que la estamos viviendo y padeciendo en carne propia, y que sabemos cuáles son las necesidades más apremiante de sus ciudadanos.

Colón, una importante ciudad portuaria, considerada así por sus importantes infraestructuras portuarias, tiene un ferrocarril transoceánico que atraviesa ambos mares, cuenta con la parte más importante del Canal, las esclusas de Gatún, un emporio comercial que está llamado a ser el más grande de occidente la Zona Libre de Colón, y tantas otras alternativas que la hacen atractiva a los inversionistas extranjeros, que ven en esta ciudad su oportunidad de abrirse paso a niveles internacionales y proyectarse empresarialmente.

Pero esta virtuosa ciudad tiene la desdicha de no contar con buenos dirigentes, pues todos se jactan de querer a Colón, pero cuando tienen la oportunidad de defenderla y de presentarla ante la faz del país como lo que es, no lo hacen.

Y lo peor es que ahora no podemos decir que son los que vienen de la capital, pues son los mismos que habitan en nuestra provincia.

Prueba de ello es lo ocurrido en los últimos días, cuando se dio un acontecimiento que ha dejado atónitos a todos los colonenses que vemos cómo la junta directiva y la gerencia de la Zona Libre están poniendo a la venta la infraestructuras del aeropuerto de France Field, destruyendo la esperanza de todos los que pensábamos que se convertiría en un aeropuerto de carga internacional.

Infausta noticia que hemos recibido y que proviene de unos malos colonenses que se han empeñado en seguir agudizando nuestra mala situación, igual que lo hiciera aquel grupo de malos dirigentes políticos que terminaron con la esperanza del pueblo de Colón con el proyecto CEMIS.

Ahora se trata de la devastación de más de 1000 hectáreas de manglar, mima que amenaza a la Isla Galeta, con lo cual tratan de apagar la última esperanza que teníamos los colonenses para poder salir de la miseria en la cual nos encontramos sumergidos por la irresponsabilidad de malos dirigentes que ahora, tristemente, debemos decir que son cuña del mismo palo.