Temas Especiales

05 de Mar de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Nuestra banca favorita

La Caja de Ahorros “el banco de la familia panameña”, al acercarse con pasos de gigante las festividades como Fiestas Patrias, Día de la...

La Caja de Ahorros “el banco de la familia panameña”, al acercarse con pasos de gigante las festividades como Fiestas Patrias, Día de la Madre, y sobre todo la Navidad, nos reafirma a sus miles de cuentahabientes, y a los que aún no lo son, lo importante que resulta mantener siempre un saldo a favor para contingencias en el hogar, resultando esto una actitud responsable para con nosotros mismos.

Recuerda a todos sus excelentes productos bancarios, donde se incluyen, por supuesto, préstamos hipotecarios, excelentes intereses en ahorros, tanto corrientes como de Navidad, plazo fijo etc., está desarrollando una vez más su campañas de fin de año para que los panameños seamos ecuánimes en nuestros gastos y no se lo gasten todo.

No debemos olvidar, tal como manifiesta la Caja de Ahorros en su campaña de final de año, que a la época de las “vacas gordas” sigue la época de las “vacas flacas” y que más vale prevenir que lamentar. Todos debemos estar preparados para el futuro, mediante la simple actitud de no gastarnos todo lo que ahorramos durante un año en tan solo unos días del mes de diciembre.

Nosotros, desde su medio favorito La Estrella de Panamá, felicitamos muy efusivamente al “banco de la familia panameña” por mantener esa política tradicional de promover el ahorro como fórmula primordial para enfrentar el futuro con éxito.

Y ya que andamos cerca de la acción bancaria nacional, consideramos justo y necesario, asimismo, felicitar al equipo gerencial del Banco Nacional de Panamá, por poner en funcionamiento una sucursal de dicha institución para la atención exclusiva de los jubilados y pensionados de Panamá, un sitio acogedor ubicado en Calle 25, al lado de la sucursal de Calidonia, bien moderno y tecnificado, donde los que pintamos canas encontramos respeto y simpatías en medio de una fina atención.

Es este un ejemplo a seguir, pues gran parte de la prosperidad de los bancos establecidos en Panamá, se debe a las ganancias obtenidas, gracias a las grandes sumas de dinero que se movilizan a través de préstamos personales, hipotecarios y prendarios, además de otros intercambios bancarios con nosotros, los pensionados y jubilados del país.

La iniciativa del Banco Nacional de Panamá es una muestra de ese reconocimiento que se le hace a quienes ya aportamos a la Patria nuestra vida profesional en bien del país y por los miles de dólares que en materia de intereses, aportamos para la fortaleza del centro bancario panameño.

Ambas entidades captan cada día más clientes, debido, más que nada, a su principal activo, que es su recurso humano, debidamente capacitado para brindar lo mejor de sí.

Ahora que ambas entidades se aprestan a poner en circulación millones de dólares en ahorros de Navidad, no debemos olvidar aquello de “guardar pan para mayo”.