Temas Especiales

05 de Mar de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Aniversario de dos infamias

El 18 de noviembre de 2008 marca el aniversario 105 del Tratado Hay-Bunau Varilla, entre Panamá y Estados Unidos y el 107 del Tratado Ha...

El 18 de noviembre de 2008 marca el aniversario 105 del Tratado Hay-Bunau Varilla, entre Panamá y Estados Unidos y el 107 del Tratado Hay — Pauncefote, entre Gran Bretaña y Estados Unidos (EUA).

Este último, de 18 de noviembre de 1901, canceló el Tratado Clayton — Bulwer de 1850, según el cual las potencias anglosajonas se comprometieron a no construir un Canal sin consultarse mutuamente, a no fortificarlo, a no dominar la región o el país por donde se construyera la vía interoceánica y a mantener un régimen de neutralidad.

Gran Bretaña había hecho avances en Centroamérica, pero Estados Unidos invocaba la Doctrina Monroe, de 1823, que prohibía la colonización en América por parte de Europa, así como la intervención de ésta en los asuntos internos de las repúblicas que se independizaban de España. En esa época Estados Unidos no estaba preparado para construir un Canal entre ambos océanos.

Estados Unidos presionó durante décadas para reformar el Tratado Clayton — Bulwer. El resultado fue el Tratado Hay — Pauncefote, de 18 de noviembre de 1901, conforme al cual Gran Bretaña libera a EUA del compromiso de 1850 y le permite avanzar hacia la construcción de un Canal. A cambio, EUA se obliga a aplicar el régimen de neutralidad pactado en la Convención de Constantinopla de 1888 para el Canal de Suez: libre paso e igualdad de tránsito a todos los barcos, en tiempos de guerra y paz, y no fortificación del Canal. El segundo obstáculo que debía vencer EUA era la obtención de los derechos de Colombia para construir un Canal en Panamá, que era entonces uno de sus departamentos. Ello culminó con el Tratado Hay — Herrán de 1902, que le otorgaba derechos a Estados Unidos por 100 años prorrogables dentro de una faja de 10 kilómetros de ancho, para construir, manejar, mantener y proteger un Canal interoceánico en Panamá. Pero el Tratado Herrán — Hay, ratificado por el senado de EUA, fue rechazado por el senado colombiano.

La política canalera de EUA, de 1880, contemplaba la eliminación de tratados, soberanías y cualquier otro obstáculo que se interpusiera en el “objetivo americano” de construir un Canal para la “unidad, paz y defensa de Estados Unidos”.

Rechazado el Tratado Herrán — Hay, Estados Unidos le impuso a la Junta Provisional el Tratado Hay - Bunau Varilla de 18 de noviembre de 1903, a perpetuidad, apenas quince días después de nacer Panamá como república mutilada, y la misma Junta le impuso a su vez dicho “convenio” al pueblo panameño, ratificándolo por decreto el 2 de diciembre bajo amenaza de invasión. El Tratado de 1903 jamás fue discutido en una Asamblea.

Los argumentos históricos, constitucionales e internacionales, en contra de la validez del Tratado Hay — Bunau Varilla pueden consultarse en ¡Tratado Fatal! de Domingo H. Turner (1963) y en El Canal de Panamá, Calvario de un Pueblo (1972, 1974) de nuestra autoría. A raíz de este instrumento nefasto, Panamá mantuvo una “soberanía titular”, y Estados Unidos actuó en la Zona del Canal “como si fueran soberanos”.

La invasión de Estados Unidos a Panamá en 1989 fue el último grito de ahogado del Tratado Hay — Bunau Varilla, que se resistía a morir el 31 de diciembre de 1999.

-El autor es escritor y analista de Relaciones Internacionales.julioyao@gmail.com