Temas Especiales

28 de Nov de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Los sapos del cartel

A raíz de las declaraciones cuasi confesionales de David Murcia Guzmán (DMG), el hombre que “invirtió” la friolera de 6 millones de dóla...

A raíz de las declaraciones cuasi confesionales de David Murcia Guzmán (DMG), el hombre que “invirtió” la friolera de 6 millones de dólares en la campaña de Bobby y Balbina — 3 millones para cada uno, según sus propias palabras —, el panorama político panameño luce sombrío y aterrador, cual Cartel de los Sapos. “Inversión” que todo el mundo sabe que cuando se invierte capital en un “negocio”, el fin es redituar grandes ganancias.

En el Cartel de los Sapos se observa en los personajes la total impunidad con la que actúan, bajo el amparo y protección de las propias autoridades que se suponen están obligadas a perseguir el delito. Otro elemento interesante es la traición, vemos que sin el mayor pudor, a desparpajo mutuamente se “hacen la cama”. Quemar a unos cuantos “traquetos” lleva implícito la complacencia de los gringos y al mismo tiempo se engaña a la opinión pública, mientras los verdaderos capos actúan con total libertad en todas sus operaciones del multimillonario negocio del narcotráfico y del lavado de dinero. Es claro aquí que despojarse de 6 milloncitos para invertir en un negocito, es como quitarle un pelo a un gato.

Andrés López López a.k.a. Florecita, jamás imaginó que con su obra inspirada en vivencias del narcotráfico, existiría una profunda similitud de caracteres con lo que ha estado sucediendo en la política panameña.

Con las últimas declaraciones de DMG se revela lo que hasta hace poco creíamos estaba lejos de nuestras fronteras. De ser ciertas las afirmaciones del moñudo, esa misma vocación permanente de cierto sector político oficialista de actuar bajo las sombras es la que ha permitido la influencia de elementos malvivientes y la penetración de traficantes de la muerte para apoderarse del suelo patrio y operar con total impunidad. Cualquier similitud es pura coincidencia.

Recordemos que como muchos otros casos, Lorena Henao y sus cómplices fueron liberados en virtud de un fallo judicial, por errores cometidos en la propia instrucción del sumario.

Tanto es el revuelo causado con las declaraciones, que ya los enemigos de la democracia ven una oportunidad de ejercer su eterna vocación de sapería de la peor ralea. Viéndose completamente perdidos, añoran los tiempos del noriegato y amenazan con “suspender las elecciones”.

El pueblo panameño está aterrado por una espantosa realidad que exige a las autoridades del Ministerio Público una profunda investigación de todos los involucrados, con una instrucción sumarial seria y detallada, de modo que de una vez por todas se respete a nuestro pueblo, a nuestra democracia y la libre determinación de elegir a nuestros gobernantes sin ninguna influencia de los Sapos del Cartel.

-El autor es escritor y analista político.recursossinlimites@gmail.com