Temas Especiales

01 de Dec de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

¡Qué la democracia reine!

Encuentro repugnante e hipercrítico el comportamiento de aquellos políticos e ideólogos, quienes vigorosamente proclaman su creencia en ...

Encuentro repugnante e hipercrítico el comportamiento de aquellos políticos e ideólogos, quienes vigorosamente proclaman su creencia en el sistema democrático, pero cuando el pueblo elige un gobierno que no representa sus creencias no pueden aceptar el veredicto popular. Algunos sutilmente tienden a incitar a la rebelión. Claro, dicho sufragio debe ser honesto y representativo de la voluntad popular.

Recientemente leí en un periódico local lo siguiente “La única guerra imposible de ganar es la que no se libra. Esta guerra ha empezado. O la peleamos o perdemos la República. La naturaleza del problema no es electoral”. El autor no se refería a nuestro país, pero el hecho es que apareció en estos momentos críticos electorales y en un periódico local muy respetado, leído por un gran sector de nuestra población, deja mucho que pensar. ¿Acaso fue publicado para sembrar una semilla para el futuro? ¡No lo creo! Me preocupa inmensamente, pues sé que en nuestro seno radican aquellos de iguales sentimientos. Temen que Panamá se inclinaría a la izquierda como Venezuela y gran parte de nuestro hemisferio. Si nos acordamos que entre los ataques más usados en contra de la candidata Balbina Herrera ha sido su “presunto” nexo con Chávez, nuestra preocupación se acrecienta.

¡La dirección política de nuestra región es innegable! La semana pasada el pueblo salvadoreño, mediante el proceso electoral, optó por otorgarle el poder a aquellos quienes años anteriores no pudieron lograrlo con las armas. Este gobierno, como es sabido, también es izquierdista. Otra indicación de esta realidad ha sido la victoria de Evo en Bolivia y las palabras del canciller brasileño Celso Amorin, quien comentando sobre el viaje de su presidente Lula a Washington recalcó “Pienso que lo mejor que pudiese ocurrir sería el levantamiento del embargo comercial sobre Cuba”. Añado que los cubanos de la Florida votaron a favor de Obama y no McCain.

Para algunos — especialmente aquellos quienes rígidamente se han aferrado a una doctrina económica capitalista sin frenos— Hugo Chávez se ha convertido en el ogro de la región remplazando a Fidel. La realidad es otra. El Concilio de Asuntos Hemisféricos , una organización independiente, sin fin de lucros y compuesto por académicos y escolásticos; con sede en Washington y elogiado por el Senado norteamericano, señaló que en sus 10 años de gobierno “La revolución de Chávez ha alienado a otras naciones, debido a su intervención en sus asuntos internos; pero su revolución ha demostrado una generosidad de espíritu casi sin paralelo...compartiendo los ingresos petroleros de la nación para la educación y servicios médicos, además en proyectos de ayuda extranjera y actos de buena voluntad”. ¡Esas no son mis palabras, sino las de COHA!

Si en realidad creemos en la democracia tenemos que acatar la decisión electoral. Espero que en los comicios venideros, a pesar de dejar mucho que desear en cuanto a tácticas y falta de visión, al final del día, el que gane será recibido sin rencores y llamadas, sutiles o disfrazadas, a una “insurrección”.

Si Panamá, como la región, opta girar a la izquierda sería la voz del pueblo y en una democracia es él quien mandan.

-El autor es escritor y profesor panameño residente en NY.cerussman@yahoo.com