01 de Oct de 2022

  • Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Ante la crisis: Estado regulador e interventor

Definitivamente los cierres de campaña están fuertes y alegres, este escenario real indica un cierre parejo en las intenciones de voto, ...

Definitivamente los cierres de campaña están fuertes y alegres, este escenario real indica un cierre parejo en las intenciones de voto, lo que vaticina un final dramático, apasionado y muy cerrado, dándole un margen aproximado del 2% de ventaja al ganador. Ante esta realidad política, es bueno observar y analizar la posición del Estado frente a la crisis mundial.

El director del FMI, Dominique Strauss-Kahn, afirma que habrá una recesión “profunda” y dijo que la recuperación vendrá en 2010, sólo si los gobiernos aumentan sus intervenciones en la economía. Por lo tanto, el nuevo gobierno deberá dinamizar un Estado interventor, o sea, que produzca bienes y preste servicios en forma directa. Su poder económico fija límites y desplaza a la inversión privada de sectores donde ésta podría ser más eficiente. El Estado interventor asume así la tarea de industrializar el país, construir la infraestructura, educar a la población, crear empleos, democratizar la tierra, combatir la pobreza, y erradicar las enfermedades, todo con el gasto público.

Así, ese mismo Estado debe regular el mercado, el presidente español, José Rodríguez Zapatero, hace poco reivindicó en la ONU el papel “regulador” del Estado, “indispensable”, a su juicio, para “garantizar los bienes públicos básicos y una distribución equitativa de la riqueza”. Por lo tanto, la crisis financiera mundial da prioridad en definir el papel del Estado dentro de estas nuevas circunstancias, hay que aclarar que la Escuela Neoliberal fracasó, y nuevamente se refuerza la Teoría Keynesiana, donde el Estado benefactor guía y moderniza el mercado.

Hoy, se justifica la intervención estatal, en virtud del reconocimiento de fallas inherentes al mercado y de los problemas de coordinación en la asignación de los recursos, por lo tanto, la figura política que plantee dinamizar un Estado interventor y regulador sabrá afrontar la crisis mundial y de seguro nos llevará por buen camino, donde todos ganaremos.

-El autor es economista.elamphrey@hotmail.com