21 de Feb de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

De símbolos e imágenes

Los sociólogos y antropólogos históricamente han promulgado la noción de que la propagación de los valores y expectativas sociales se ha...

Los sociólogos y antropólogos históricamente han promulgado la noción de que la propagación de los valores y expectativas sociales se hace mediante el uso de símbolos e imágenes dispersadas y reforzadas por las distintas instituciones que componen la sociedad. Además, ellos postulan que estas imágenes pueden ser de carácter negativo o positivo, dependiendo de lo que “los gobernantes” desean que la población acepte o rechace. ¡La Inquisición y Alemania son ejemplos! Sucintamente nuestras sociedades tienden a reflejar lo que los “poderes” de la sociedad necesitan para mantenerse en el poder. ¡Nuestras creencias no son innatas, son aprendidas! Dada esta realidad es menester que nunca perdamos de vista los distintos usos de símbolos e imágenes, sean estas expresadas en nuestras instituciones “académicas”, “eclesiásticas” o en los medios de comunicación social.

Creo que es imprescindible reconsiderar y rechazar mucho de lo que se nos ha enseñado como “verdades absolutas” y por las cuales hemos estado dispuestos a sacrificar nuestras vidas y tomar la vida de otros. He aquí unos ejemplos: Es tiempo de que descartemos la idea de que Colón, pensando que estaba en las Indias, descubrió una América donde ya existían sociedades nativas con sus civilizaciones y lo honramos en nuestro himno con “este mundo feraz de Colón”. ¡Pensémoslo! Igual sucede con Balboa. Conociendo su historial como asesino de aborígenes panameños, ¿cómo es posible que todavía nuestra moneda, ciudades y calles lleven su nombre? Es difícil justificar que él como “europeo” pudo descubrir un mar previamente conocido y usado por los residentes nativos y negros del Darién, quienes le indicaron su existencia. ¡Pensémoslo!

Si aceptamos las observaciones sociológicas y antropológicas, comprenderemos por qué a España no le convenía compartir su “descubrimiento” ni otorgarles prominencia a los residentes del continente americano.. Necesitaban mantener su dominio y poderío, mediante la manipulación de símbolos e imágenes. Es esta una de las razones por las que discrepo con que España sea nuestra “madre patria”. Una madre no asesina, esclaviza ni extermina a miles de sus “hijos e hijas” al imponerles su cultura y sus valores. ¡Pensémoslo!

Igualmente, es necesario reconsiderar nuestro uso de esas palabras que utilizamos para expresar sentimientos negativos y oprobios a los cuales generalmente le ponemos la palabra “negro”, sin pensar en el impacto sicológico negativo sobre los jóvenes de la raza negra: “magia negra”, “aguas negras” y muchas otras en las cuales “negro” refleja lo despreciativo. Actualmente un cantante popular usa el pseudónimo de “Nigga” (nigger), palabra que ha sido eliminada del nuevo diccionario Webster. ¡Símbolos e imágenes, que, además de afectar el crecimiento emocional de un grupo étnico, afectan el comportamiento social de una nación! ¡Pensémoslo!

Es de suma importancia conocer “los valores y creencias” de aquellos que elegimos, porque sus valores pudieran impactar sobre nuestras sociedades. Me llamó la atención la composición del nuevo gabinete presidencial. En la TV no vi ningún negro y sólo tres mujeres. ¿Me engañaron los ojos? ¿Estoy errado? !Ojalá! Sería difícil comprender cómo con nuestra composición étnica y de género lo que observé sea “el cambio” prometido.

-El autor es escritor y docente panameño residente en NY.cerussman@yahoo.com