Temas Especiales

09 de Apr de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Hijo meritorio

Nadie puede escribir un tema sin que lo motive la fuente de inspiración y menos se pueden comentar remembranzas sin las huellas a su pas...

Nadie puede escribir un tema sin que lo motive la fuente de inspiración y menos se pueden comentar remembranzas sin las huellas a su paso de la estela que deja una vida; de los surcos que se forjan en la historia; y de las impresiones que se mimetizan con el tiempo, para solidificar con el abono del esfuerzo diario una tenaz persistencia.

Para calibrar este denuedo profesional, hay que correr el dial de la historia para aquellos tiempos en que la radio no se consideraba una industria llamativa y menos seductora, porque ya señoreaba Radio Provincias, cuna en la que dio los primeros pasos como locutor, allá cuando nadie se interesaba por anunciar, además de que anunciar una cuña valía 15 centésimos.

Nada de esto amedrentó al otrora jovencito, quien armado de sobrado coraje y de vertical entusiasmo se aventuró para exprimir los secretos del negocio de la locución, armado con una personalidad firme y dominante, la debida educación y la particular cadencia en la voz, que aportó como la inversión primaria, para el logro de lo que es hoy Radio Reforma, una emisora que circula por la venas de cada chitreano y también por el torrente sanguíneo de todos los que la escuchan, en su expansivo territorio hertziano y, en el abierto camino de asunción por la aceptación pública, como el medio masivo de comunicación más importante del lugar y la Región. Con el pasar del tiempo se creó una enorme competencia alimentada por la tecnología, los sofisticados equipos y los matrimonios con las televisoras, los cuales dieron la gran batalla, sin descontar los acuerdos políticos y el sube y baja de los intereses revueltos con las pasiones que hincaron los efectos, pero la empresa pudo sortear todos los obstáculos y hay brilla en el firmamento con sus antenas en AM y FM, con señales nítidas, un gran alcance y la excelente programación, que no ha dejado de cautivar a sus oyentes como fieles seguidores, como se aprecia en las encuestas.

En las oleadas de cada generación gravitan los efectos culturales de esta corporación, de poder penetrar dentro de cada existencia y su destino, bajo los auspicios de una poderosa mente creativa. La incansable actividad progenitora de Pedro Solís Villalaz, resultó la guía en toda una vida dedicada a este apostolado, de generación en generación, para llevar la delantera con los avances tecnológicos y el ingenio para no decaer en la palabra o en la voz por encima de la imagen, que es lo que ha hecho esta diferencia.

Aquella aventura que despegó desde el momento de iniciar la acometida, para adquirir la frecuencia y armar la emisora, con solo 4.50 de balboas, que era todo con lo que contaba el aguerrido soñador en la parte económica, porque su pensamiento hirvió de pasión para realizar el proyecto hasta lograr lo que hoy todos disfrutamos. Sentir una emisora que entra a la recámara de una casa, que participa con sus canciones de los sueños de amor, que sus programas son parte de la existencia cotidiana.

Saludos don Pedro Solís Villalaz y gracias a Dios que lo tenemos con nosotros como un pedacito de Chitré.

*Abogado y docente universitario.cherrera@cwpanama.net