Temas Especiales

25 de Feb de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Señor director encargado de la ATTT: urgente

Desde que despunta el día, cuando el ejército humano se apresta a iniciar sus labores, los residentes en Villas de Bonanza, Pueblo Nuevo...

Desde que despunta el día, cuando el ejército humano se apresta a iniciar sus labores, los residentes en Villas de Bonanza, Pueblo Nuevo, se enfrentan al primer tranque, salir de casa. La vía de entrada o salida a esta urbanización es angosta y, a más de ello, la orilla que pega con la escuela siempre está ocupada por vehículos, bien de la escuela o bien del taller y en la orilla que da al taller, este siempre la tiene ocupada con vehículos de sus clientes.

Lo que nos queda es un callejón, cuyo uso me recuerda los tiempos del ferry, hay que esperar que llegue para poder cruzar. Aquí es esperar que pasen para hacer lo propio y desde luego las filas de los residentes esperando turno para salir. Lo expuesto es cosa normal, pero algo caótico en Villas de Bonanza.

Si lo ya expuesto es desastroso para los que vivimos en dicha urbanización, lo que está por venir, si es que lo permitimos, será un tranque de 12 horas y en las horas picos, algo así como lo que ocurre en los corredores, pero aún peor. Veamos.

En un lote que pertenece a Villas de Bonanza, pero que da frente a la Fernández de Córdoba, han levantado dos torres con 40 apartamentos cada una, si promediamos 1.5 vehículos por apartamento, estaríamos hablando de 120 vehículos que saldrían por ese angosto callejón y si fueran dos por apartamento, estaríamos hablando 160 vehículos más en la vía, y esto sin tomar en cuenta que existe el proyecto de una tercera torre, lo que tornaría la situación en un desastre absoluto.

La medida a tomar consiste en que los nuevos propietarios de dichas torres deben salir y entrar por la Fernández de Córdoba y no por Villas de Bonanza como se tiene dispuesto.

Los residentes de Villas de Bonanza exigimos a la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre que resuelva esta situación antes de que los compradores de los ochenta apartamentos tomen posesión de estos, porque si no se hace así, Villas de Bonanza se convertirá en un pandemonio inenarrable.

Señor director encargado de la ATTT, los problemas se resuelven mejor ahora cuando existen menos manos en el plato.

El problema es fácil de resolver si existe la buena voluntad para hacerlo, porque el proyecto habitacional de las dos torres aludidas, tiene por donde salir, por la Fernández de Córdoba, es cuestión de dar la orden y nada más.

Es urgente, señor director, dé una inspección ocular para comprobar la veracidad de lo que apuntamos, además, al propietario del proyecto no lo afecta este cambio, porque además, los apartamentos aún, no tienen dueños.

Así son las cosas.

*Empresario.juramor777@hotmail.com