Temas Especiales

27 de Feb de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Panorama económico y político

Continuando con la agresiva estrategia económica y financiera, el Presidente Ricardo Martinelli sorprendió a los panameños, al anunciar ...

Continuando con la agresiva estrategia económica y financiera, el Presidente Ricardo Martinelli sorprendió a los panameños, al anunciar el jueves 25 de marzo que llegó a un acuerdo para adquirir la totalidad del Corredor Sur y el 51% de las acciones del Corredor Norte, que hasta ahora están en manos de las empresas mexicanas ICA y PYCSA. Como consecuencia de esta transacción, Panamá tendrá que pagar 420 millones a ICA y 280 millones a PYCSA.

La estrategia financiera del gobierno implica la creación de la Empresa Nacional de Autopistas (ENA) a la que se le traspasará la titularidad del Corredor Sur, el 51% de las acciones del Corredor Norte, así como los activos y las obligaciones de la autopista Maddem-Colón.

También se informó que esta empresa recibirá tierras localizadas en la provincia de Colón, valoradas en 150 millones y 40 hectáreas en derechos de relleno en el pacífico correspondientes al Corredor Sur.

La Empresa Nacional de Autopistas se encargará de la construcción del tramo del Corredor Norte que va de Villa Lucre a la 24 de Diciembre, la interconexión entre el Corredor Norte y el Corredor Sur, así como la terminación de la Autopista Maddem-Colón.

El gobierno también informó que espera que esta transacción se haga con los fondos del programa IVM de la Caja de Seguro Social y el Fondo Fiduciario. Esta decisión ha generado opiniones a favor y en contra y se espera que el debate continúe en las próximas semanas. Los usuarios de los corredores esperaban que con esta compra los corredores fueran gratis o tuvieran una rebaja sustancial de las tarifas. Este será un punto difícil para el gobierno y requerirá de una planificada estrategia de comunicación adecuada.

Luego de las Reformas Fiscales, el Ejecutivo prepara una reforma al poderoso sector financiero con el objetivo estratégico de mejorar su competitividad a nivel nacional e internacional.

El ministro de Economía y Finanzas, Alberto Vallarino, explicó que el gobierno tiene planeado una reestructuración al sector financiero local que actualmente está regulado por la Comisión Nacional de Valores y la Superintendencia de Bancos y Seguros.

El sector financiero espera conocer los detalles del planteamiento del gobierno para dar su opinión, pero ya expresaron que Panamá no necesita más regulación, sino mantener con un marco legal equilibrado que pondere los fundamentos de la prudencia de estos negocios. En este sector vienen cambios.

Se anunció la licitación de tres carreteras por 283 millones de dólares que incluyen la carretera de Divisa a Las Tablas, la vía que une a David y Boquete y el ensanche a tres vías de la Autopista Panamá-Arraiján. Además, durante esta semana se dio el proceso de homologación para la licitación que permitirá la construcción y reconstrucción de cinco hospitales por un monto superior a los 300 millones de dólares.

Esta licitación se hará en los próximos 45 días. En abril se licitará el proyecto Metro Bus que intenta reemplazar a los “diablos rojos”.

El proyecto del Metro, valorado en 1500 millones de dólares, se licitará a finales de junio o principios de julio. Es decir, la Administración Martinelli ha puesto en marcha un ambicioso plan de infraestructura que requerirá mucho esfuerzo técnico y administrativo.

También se estudia la modificación del Código Minero para permitir la explotación de los yacimientos de cobre de Cerro Colorado ubicados en la Comarca Ngöbe Buglé.

En el plano político se destaca la reunión del Comité Ejecutivo del PRD y su bancada parlamentaria, en donde salieron a flote las grandes divergencias que existen en ese colectivo. Miembros de la dirección del partido filtraron a los medios de comunicación que varios diputados habían “negociado” con el gobierno su participación en el debate de las reformas fiscales a cambio de prebendas. Este debate provocó conferencias de prensa, desmentidos y contraacusaciones.

Es evidente, que la actual dirección no tiene la capacidad para unir al PRD y continúa la lucha interna entre los candidatos que aspiran a la presidencia en el 2014. Además, a nivel local un número significativo de representantes de corregimiento y algunos alcaldes PRD se han cambiado para Cambio Democrático.

Como si fueran pocos los problemas del PRD, el alcalde de San Miguelito, Héctor Valdés Carrasquilla, acusó a Balbina Herrera de montar una conspiración en su contra y dijo “no tengo ninguna duda que Balbina está detrás de todos los ataques que me han hecho y ella siempre está acostumbrada a imponer las cosas”.

Carrasquilla también mencionó los ataques provenientes de los propios representantes como es el caso de Norman de Gracia del corregimiento José Domingo Espinar. Según Carrasquilla, Balbina Herrera quiere imponer la candidatura de su hijo, Virgilio Periñán, para alcalde de San Miguelito en el 2014.

Se espera que la confrontación entre las fuerzas del PRD y del gobierno, se intensifique en las próximas semanas.

*Analista político blandonc@cwpanama.net