Temas Especiales

02 de Mar de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

¡Construye fuerza positiva!

Nuestro día es nuevamente un regalo de la mano de nuestro Padre Celestial, que quiere lo mejor para nosotros.

Nuestro día es nuevamente un regalo de la mano de nuestro Padre Celestial, que quiere lo mejor para nosotros.

Si nos basamos en los pensamientos que hemos tenido por la mañana temprano, de modo semejante transcurrirá también nuestro día.

Si por ejemplo, despertamos con agradecimiento en el corazón, haremos fluir esta fuerza positiva hacia nuestra tarea diaria, y a los contactos que tengamos durante el día.

A menudo nos oprimen ya por la mañana el disgusto, o las preocupaciones del día anterior. Entonces hay que ponerse en acción para sentar las nuevas metas.

Si entregamos a Cristo en nosotros los pensamientos negativos e ilegítimos, y purificamos lo que tiene que ser purificado en pensamientos, la imagen del día cambiara. Si nos decidimos a dejar en Dios lo negativo, y a no moverlo tampoco en pensamientos, construiremos, así, fuerza positiva, que permitirá penetrar en nuestro día a los rayos del sol eterno, Dios.

*Docente ivanmeden@yahoo.es