Temas Especiales

16 de Apr de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Democracia delegativa y Ricardo Martinelli

L a democracia panameña ha tenido importantes cambios a partir de la llegada de Ricardo Martinelli Berrocal al poder el 1 de julio del 2...

L a democracia panameña ha tenido importantes cambios a partir de la llegada de Ricardo Martinelli Berrocal al poder el 1 de julio del 2009; comienza una etapa populista neoliberal, dando un giro holístico hacia la ultraderecha y a la estigmatización de sus adversarios. Hace un año para ser exacto, las encuestas y el rumor popular aún le otorgaban al gobierno del presidente Martinelli un gran nivel de credibilidad. Había, pues, una que otra resistencia a creer en su fracaso, el de pretender llevar a este país por los senderos del ‘cambio’. Atreverse a exponer este tipo de idea en público era motivo de severas críticas, muchas amistades vi perderse por cuenta de algún atisbo de desconfianza por lo que podría hacer el ‘loco’ en su primer año de gestión. Siempre había quien saliera al paso para argumentar que ‘todo el atraso era culpa del PRD’.

Las coléricas reacciones del presidente Martinelli y sus ministros son muestra clara de que algo sucede en Panamá, y es que éste, nuestro país, no avanza por muchas otras razones. Quizá sea que Ricardo Martinelli, y su Gabinete, avanzan montados en un ‘gran corcel’ a paso de demente y que el calor y el sol los ha dejado con las lonas calvas. Mientras otros solo critican o ladran sobre aquello que no entienden y menos comprenden.

Quizá solo sea cosa de preguntar al ‘Coronel’, aquél viejo perro guardián de ‘La Noche de Las Narices Frías’, cómo es que debe utilizarse ‘el ladrido de la noche’, para encontrar el rumbo perdido por Panamá. Esto es, para que Ricardo Martinelli Berrocal entienda lo que dice ese clamor de muchas voces. ¿Será que el pueblo tiene hambre?, ¿será que el pueblo está cansado de vivir en la inseguridad y el desempleo?, ¿será que ese pueblo no ve la salida, a pesar del llamado ‘cambio’?, ¿será que miles de panameños ya no le tienen fe ni confianza al Excelentísimo Señor Presidente de Panamá? Todos quieren un empleo, todos quieren seguridad y progreso, todos esperaron un cambio, un cambio que jamás va a llegar y se encuentran desesperados.

Es cosa de ver más allá señor presidente, ahora que su prestigio y popularidad, y también de su gobierno, van a la baja y van a seguir descendiendo hasta que toquen fondo. Y es que ya está perdiendo su capital político. Ricardo Martinelli está perdiendo toda ventaja, el rechazo hacia su gobierno cada día crecerá y superará el odio que han tratado de entronizar en la sociedad contra el PRD, algo que jamás imaginamos en menos de un año. Para destruir al PRD se necesitarán varias invasiones, pero para rechazar al presidente Martinelli y su gobierno solo menos de un año. Y sépanlo, al cuarto año, salvo sus adláteres, desearán saber algo de este presidente y su gobierno.

El Estado Democrático es débil, la historia autoritaria tiene un impacto fuerte en la democracia actual, aunque el gobierno pueda cumplir con los requisitos del gobierno democrático. La democracia tiene actores políticos que se han dedicado al trabajo de construir y mantener la democracia. Debe ser un ambiente de apoyo a favor de este proceso que viene de ambos, la población y también los políticos.

La concentración del poder en el Ejecutivo sucede por una parte debido a la debilidad de las instituciones democráticas, Martinelli intenta formar un partido único. A pesar de todos los factores y eventos que lo ayudaron para ganar el poder, Martinelli asumió la Presidencia por una parte debido a su carisma y personalidad frente el pueblo. El propósito de usar lenguaje informal es para acercarse a la gente y parecer un líder humilde. Martinelli emplea lenguaje que provoque emoción. No podemos considerar a este gobierno como una democracia legítima, si como líder absoluto no reconoce los derechos fundamentales de la ciudadanía.

*EDUCADOR.