Temas Especiales

26 de Feb de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Solo para periodistas

¿Qué hacen para ocultar la corrupción y mantenerse en el poder? Mi intención es comentarles, que desde hace más de cuarenta años, estudi...

¿Qué hacen para ocultar la corrupción y mantenerse en el poder? Mi intención es comentarles, que desde hace más de cuarenta años, estudiantes militares nos reuníamos para diseñar operaciones psicológicas, y la única diferencia con la actualidad, es que hoy podemos usar equipos y medios sofisticados de alta tecnología.

A forma de ejercicios de guerra, estrategia y tácticas, en varias ocasiones, nos reunimos y simulábamos pertenecer a un Estado Mayor Corrupto. El objetivo de la tarea era mantenernos en el poder y lograr la forma más eficiente de anular al pueblo, para que no pudiera combatir la corrupción, por lo que siempre concluíamos que nuestras Operaciones Psicológicas debían cerrarse con broche de oro: cercenando la libertad de expresión.

Este escrito también debe servirle a nuestro presidente de la República para que tome acciones correctivas, porque muchas de las actividades que en aquel entonces sugeríamos para ocultar la corrupción, parece ser que están siendo generadas actualmente por funcionarios públicos.

Estas actividades iban acompañadas de otros objetivos preliminares como:

1. Nombrar en los estamentos de seguridad a amigos y aliados, aunque no fueran aptos, capaces, competentes ni gozaran de moral.

2. Permitir la proliferación de la delincuencia y hacerla ver como el enemigo común.

3. Permitir que se incrementen los precios de los alimentos y de los medicamentos para distraer al pueblo y ponerlo en contra de los empresarios.

4. Hacer ascensos selectivos e inventar causales para destituir a los miembros de los estamentos de seguridad que se opongan a la corrupción.

5. Cerrarle las puertas del gobierno a todo aquel que dé claras muestras de oponerse a la corrupción.

6. Incrementar el pie de fuerza en los estamentos de seguridad, aunque sea en detrimento de la salud y la educación.

7. Desarrollar Operaciones Psicológicas orientadas a debilitar la credibilidad en los partidos de oposición y tomar acciones, a fin de que las masas se vuelquen contra estos partidos.

8. Debilitar la economía de los partidos de la oposición y difamar a sus líderes.

9. Fomentar el temor a los estamentos de justicia y a las fuerzas armadas y de policía, mediante la permisión y apoyo público y judicial a los abusos cometidos por sus miembros.

10. Perseguir a todo aquel que, de una u otra forma, critique las actuaciones del gobierno o de sus funcionarios.

11. Abrir las puertas del país a delincuentes, narcotraficantes y sicarios para crear el caos y distraer al pueblo para que no se concentre en la corrupción ni el enriquecimiento ilícito.

12. Hacer proselitismo político de forma permanente.

13. Comprar o someter a sindicalistas, políticos opositores y dirigentes de gremios.

14. Difamar y, de ser necesario, involucrar en supuestos delitos a todo aquel que combata la corrupción.

15. Infiltrar delincuentes en las manifestaciones para que fomenten la violencia y así poder justificar la represión, el encarcelamiento de líderes políticos, líderes sindicales y dirigentes de gremios.

16. Imponer toques de queda o retenes, a fin de poder ubicar y apresar a los opositores y hacerles acusaciones tendenciosas para encarcelarlos.

17. Promover la obstrucción del tránsito como método de tortura, a fin de convertir estas molestias en violencia y poder reaccionar con la fuerza policial de forma selectiva.

18. Imponer gravámenes tributarios desmedidos, a fin de desaparecer la clase media.

19. Acusar a los líderes de la oposición, de sindicatos y de gremios de promover y hasta financiar movimientos terroristas y de desestabilización del gobierno para anularlos.

20. Someter al pueblo a frecuentes torturas sociales, como mala atención de salud, cambios absurdos en la educación y, tranques injustificados para llevarlo al punto en que el pueblo baje los brazos y se rinda.

21. Y como acción final, la más importante: censurar los medios de comunicación y someter a los periodistas a juicios y condenas y aplicarles medidas de represión y censura a los medios, a fin de crear temor y evitar que divulguen la verdad.

Ante la presencia de estas actividades; nuestra recomendación a los periodistas sería:

‘Unan fuerzas e impidan ser silenciados, sometidos o convertidos en esclavos de funcionarios corruptos y no permitan que estos logren fomentar el enfrentamiento entre colegas’.

*MILITAR ESPECIALISTA.