Temas Especiales

15 de Jan de 2021

Allan Baitel

Columnistas

‘La milla extra’

O lo que la sociedad espera de nosotros, hombres y mujeres seleccionados para administrar un patrimonio específico.

‘La milla extra’, o dicho con mayor claridad: ‘Lo que la sociedad espera de nosotros, hombres y mujeres seleccionados para administrar un patrimonio específico, que es de todos, pero que no es de nadie en particular’; es hacer todo aquello que se espera de uno con excelencia, cumpliéndolo a cabalidad. Diciéndolo de forma simple: Hacer lo que se esperaba de mí y ‘un extra más’. La diferencia entre lo ordinario y extraordinario es ‘el plus’ que algunas personas están dispuestas a entregar para superar la normalidad.

Días atrás un amigo, al tocar el tema del Olimpismo en Panamá, me planteó que los mejores atributos y ejemplos para esto de ‘la milla extra’, en los dirigentes, la encontramos en la docencia, puesto que ella (la docencia) debe ser por sobre todo vocación y servicio sin ánimo de lucro; logrado esto después vendrá el éxito.

Con estas herramientas en manos de los escogidos, ellos superarán todos los obstáculos; y se alcanzarán todas las metas, y el reconocimiento de la sociedad.

Medité lo planteado por el amigo, y efectivamente le encontré razón. El olimpismo ‘tiene’ que ser vocación de servicio y punto. No pueden sus miembros aspirar a otra cosa. El olimpismo es una filosofía de vida, que combina las cualidades del cuerpo, la voluntad y el espíritu, con el objetivo de poner siempre el deporte al servicio del desarrollo armónico del hombre y la sociedad. Son valores esenciales del mismo esfuerzo, la función educativa y el respeto por los principios éticos fundamentales.

Mirado así, el olimpismo, como concepto básico de un Comité Olímpico Nacional, se convierte en un valor nacional importante. En un espejo que reflejará honestidad y ejemplos. Consideré necesario iniciar éste artículo con el concepto de la ‘Milla extra’, puesto que a quienes hoy tenemos la responsabilidad de administrar y dirigir, coordinadamente los intereses deportivo, no nos cabe la menor duda de que estamos en el momento preciso para iniciar los pasos para un deporte más desarrollado. Que permita a los atletas mostrar toda su real valía.

Recientemente, el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS, por las siglas de Tribunal Arbitral du Sport), órgano de arbitraje que dirime disputas en torno al deporte se pronunció rechazando la demanda interpuesta por los exdirigentes del C.O.P. y legitimando a la actual junta directiva.

TESORERO/C.O.P.