Temas Especiales

20 de May de 2022

  • Yolanda I. Crespo D.

Columnistas

El poder desenmascara

‘Rose Marie Tapia es nuestra escritora más leída, con más de doscientos veinte mil ejemplares vendidos’

Novela dieciochoava de Rose Marie Tapia. Tiene un comienzo y un final, asombrosos e impactantes. El argumento es audaz, explosivo. Esta es su quinta novela política, después de Caminos y encuentro y de la trilogía: No hay trato, Agenda para el desastre y El retorno de los bárbaros, en las cuales la aceptación de los lectores ha sido impresionante.

La escritora Rose Marie Tapia fundó el Programa Sociocultural: Siembra de lectores con la finalidad de que los sectores de escasos recursos económicos tuvieran acceso a la lectura de manera gratuita. Ella mantiene una constante producción literaria con un mensaje esperanzador.

En el periodo electoral, la escritora ofrece, con destreza narrativa, una radiografía sociopolítica de la región: El poder y las extrañas patrañas del gobierno y de sus dirigentes, nos presentan un mundo de intriga, arrogancia, corrupción. ‘Nadie en el país desconocía que los magistrados, la mayoría nombrados en los últimos años por el presidente González, eran abogados que, antes de que este ocupara la silla presidencial, atendían los aspectos legales de sus múltiples inversiones, por lo que poca independencia se podía esperar de sus criterios’.

Esta novela narra, desde la ficción, personajes muy parecidos a los que actúan en la política criolla. Describe humillaciones constantes en la cúpula del poder, las traiciones, persecuciones y ruptura de la alianza. Con el vacío de poder que deja la muerte del presidente, se desestabiliza el país y traen como resultado protestas airadas de la población, que se niega a perder su democracia.

Un presidente en ejercicio del poder fallece de un infarto, causado por el estrés y una vida de exceso. Con su inesperada muerte, el poder queda en manos de un personaje oscuro, perverso.

La autora muestra las represión en las calles de los guardafronteras, que arremetían con gases lacrimógenos, perdigones y armas de grueso calibre contra la población indefensa. Las redes sociales se utilizan como medio de convocatoria para las masivas protestas. En la manifestación los ánimos se caldean. Primero fueron los estudiantes de la Universidad Nacional los que se lanzaron a la calle, siendo reprimidos de inmediato por las fuerzas antidisturbios. A partir del mediodía, se sumaron los trabajadores del Sindicato Único de Obreros Revolucionarios. Los ciudadanos independientes y los miembros de los partidos políticos, se tomaron las calles y se unieron a la reyerta.

La Iglesia hace fuertes cuestionamientos, la Cruz Roja Internacional emite un comunicado denunciando la agresión a mansalva por las fuerzas antimotines. El ministro de Seguridad culpa de las muertes a los organizadores de la manifestación.

El ministro, encargado de la Presidencia, intenta restablecer el orden y el funcionamiento del Estado, sin conseguirlo. El ministro de Economía solicita hablar urgentemente con el mandatario y le manifiesta: ‘Lamento comunicarle que el gobierno está paralizado, sus finanzas agonizantes, si esto fuera una empresa privada le diría que estamos en bancarrota’.

La población se percata de todas las artimañas del gobierno: sobreprecios, contratos a allegados, amigos y familiares. Todo es una farsa, trampa o componenda que beneficia a los funcionarios prominentes del partido gubernamental. Se denuncia la corrupción, los ricos se vuelven más opulentos y a las clases necesitadas solo les quedan las migajas. La pobreza se extiende desde la clase media que cae en la pobreza y los pobres, en la marginación, desprotegidos por los que prometieron prosperidad y una vida mejor.

El vicepresidente en su campaña política promete revisar la constitución o preparar una nueva que blindara a la república de cualquier otro intento de personas o grupos que desearan alcanzar el poder por medios cuestionables o turbios. Las elecciones están a la vuelta de la esquina y se espera el triunfo de la democracia, a pesar del panorama incierto.

Rose Marie Tapia es nuestra escritora más leída, con más de doscientos veinte mil ejemplares vendidos. Su entusiasta e incansable labor como difusora de la lectura la hace sobresalir en el medio cultural.

PSICÓLOGA