17 de Sep de 2021

Luis Elizondo Lara

Columnistas

Sobre interconexión eléctrica

¿Cómo la inversión anual en importación, y transmisión, será recuperada por ETESA y el gobierno nacional?

La relación actual entre el desarrollo nacional y la demanda de energía eléctrica es preocupante por nuestro déficit en el renglón producción de energía. Podemos ser un modelo regional de desarrollo y producción de energía o un estado incapaz de superar limitantes energéticas sobre el modelo de desarrollo que vociferamos.

Volvió a la palestra el tema de interconexión eléctrica con Colombia y el Ministerio de Minas y Energía de ese país prevé un ingreso anual de 250 millones, producto de la exportación de energía eléctrica hacia Panamá. Pero ¿hemos contemplado los efectos que la importación de energía ocasionará en la economía local por el déficit climático y las fluctuaciones de combustible que pueden ser fuente de especulación en precios de producción, importación y transmisión? ¿Cómo la inversión anual en importación, y transmisión, será recuperada por ETESA y el gobierno nacional?

En las últimas semanas exfuncionarios de la Secretaría de Energía afirmaban que hizo falta la construcción de la línea de transmisión desde el occidente de Panamá hacia la ciudad de Panamá. ¿Cómo es posible que omitiendo tal proyecto impulsen una red de importación de energía eléctrica, lo cual es contrario a una visión de Estado modelado al desarrollo? Un Estado desarrollado debe ser capaz de resolver sus propios problemas para aminorar los costos de importación de soluciones. ¿Nuestro esquema de desarrollo no contempla la producción de energía? ¿Las escuelas tecnológicas en nuestros centros superiores no están lo suficientemente preparadas para presentar programas alternativos de producción masiva de energía?

En un período de cinco años, el contemplado para el proyecto de interconexión, lo más razonable era un Plan Nacional de Producción de Energía limpia y renovable que involucre incentivos y facilidades para empresas dispuestas a maxificar el uso de energía solar o eólica, por ejemplo. Este proyecto de interconexión nos hace dependientes a la importación, y nos aleja más de la visión de Estado desarrollado, y reitero, por los vaivenes del petróleo y el déficit climático, puede incrementar el costo de producción y transmisión.

Si la ruta de transmisión es a través del Parque Nacional Darién, violaríamos lineamientos internacionales sobre un área protegida considerada Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO, y que es hábitat de especies insignias como el jaguar y el águila harpía. Además, entre los principales beneficios de los bosques del Darién es servir como barrera ante enfermedades presentes en Suramérica, principalmente en Colombia, como la brucelosis, gusano barrenador del ganado, e incluso ante invasión de vectores maláricos importantes, como el mosquito Anopheles darlingii.

Pareciera que el objetivo de lograr una relación tripartita directa entre desarrollo nacional, demanda de energía y producción de energía no quieren alcanzarlo. Si es así, entonces más adelante enfrentaremos los mismos problemas de hoy.

*BIÓLOGO AMBIENTAL.