Temas Especiales

23 de Nov de 2020

Carlos López

Columnistas

La Contraloría General de la República

"Ahora, con las nuevas designaciones de contralor y subcontralora les devuelven a los ciudadanos la confianza en la administración pública"

Institución en la cual realicé mi práctica profesional, es un organismo estatal independiente de carácter técnico, cuya misión institucional, desde sus antecedentes constitucionales que conforman la República, se caracteriza en las transformaciones a través de la historia de nuestro país.

Ahora, con las nuevas designaciones de contralor y subcontralora les devuelven a los ciudadanos la confianza en la administración pública. Ya que la anterior Monna Lisa, con su expresión de sus manos sumisa, toma la antorcha amarilla del emblema que significa luz y guía para poner el poder a disposición del maquiavelismo. Como también, el libro blanco que simboliza la integridad, sabiduría y vigilancia, lo cierra y lo tira al cesto de la basura para que los delincuentes de cuello blanco pudieran conducir la administración pública con suciedad e inmundicia.

Esta es mi percepción, luego de observar y escuchar repetitivamente a la señora contralora en el recinto de la Asamblea decir que ‘cumplía con la Ley’. Ella se ufana de que hizo las cosas bien. Y la pregunta es: ¿Qué indica el numeral 2 del artículo 280 de la Constitución? Constitución a la que juro su lealtad. Y, la pregunta necia es: ¿Por omisión o negligencia? Porque a mi juicio desgarró las hojas de la Carta Magna (G. O. 25176). Ya que, en cualquier curso elemental de Derecho Administrativo manifiesta que la Constitución está en la cúspide, debajo están las leyes, los decretos Leyes, decretos, resoluciones, reglamentos, etc. Así pues, que la entidad fiscalizadora favorecía a los maleantes.

La Contraloría durante 12 años (1971-1982) estuvo construyendo los cimientos de la politiquería para metamorfosearse a la mala praxis, tales como las acciones de algunos servidores públicos que consiguen simpatizar con el Gobierno militar, y quedaron atrincherados con afecto al proceso dictatorial, de manera que en cada período de cambio de Gobierno, estos solicitan licencia sin sueldo para ser nombrados en otra institución pública con mayor ingreso para conservar el puesto y mantener los vínculos e hilos de comunicación en la gestión pública. Esta mala práctica degenera desautorización en los niveles de mando en algunos casos, y en otros, la corrupción.

Es necesario y oportuno que la nueva conducción de la entidad retome en la organización, incorporar en la estructura, la Auditoría Interna adscrita al Despacho Superior. Esta figura ya existía mediante el Decreto No. 282-Leg. de 3 de octubre de 2002, Unidad que evaluaba los despachos u oficinas de Auditoría Interna de cada entidad, a través de los planes anuales de trabajo donde se tenía que enviar a la CGR con la rúbrica del jefe de la institución, conjuntamente con el jefe de Auditoría Interna. De manera que se salvaguardaba la eficiencia, las efectividades hasta la economicidad de las operaciones del sector público. De modo que existía una homogeneidad entre el Control y la Fiscalización. Este tema de Auditoría Interna es complejo y extenso. Sin embargo, si usted requiere mayor información escríbame: carlos481632@latinmail.com

*LICENCIADO EN ADMINISTRACIÓN PÚBLICA Y CONTADOR PÚBLICO AUTORIZADO.