Temas Especiales

04 de Apr de 2020

Eduardo A. Reyes Vargas

Columnistas

Paradigmas o iconos de barro

Panamá no está alejado de ninguno de los dos prototipos. Los verdaderos y los construidos por los medios de comunicación

El concepto de paradigma (un vocablo que deriva del griego paradeigma) se utiliza en la vida cotidiana como sinónimo de ‘ejemplo' o para hacer referencia a algo que se toma como ‘modelo'. Igual o parecido significado se le da a la palabra icono. Así lo tomamos de una fuente de ayuda.

Iconos o paradigmas los observamos en todas las profesiones y en diferentes actividades de un país. Algunos son verdaderos. Otros creados por la industria mediática.

Panamá no está alejado de ninguno de los dos prototipos. Los verdaderos y los construidos por los medios de comunicación.

A lo largo de mi existencia fui víctima de esos falsos modelos.

En una especie de adoctrinamiento aceptaba esas herramientas propagandísticas, hasta que me volví más escéptico e investigador de la realidad.

Ocurre en la literatura, ciencias biológicas, sociales, religión, etc., y sobre todo en la política de una nación.

La verdad es que resplandecen en el tiempo que los va descubriendo y de altos pedestales caen al vacío del olvido o indiferencia.

Con marcada ligereza se les encumbra, pero al levantar la delgada y débil superficie de lo falso sale otro personaje alejado de ese paradigma.

Son útiles esos falsos iconos o paradigmas para hacer menos reflexivos a los pueblos, pues su palabra es vista como la verdad no debatible. Cuasi dogma.

Hoy, cuando las ideas fluyen con facilidad a lo largo de las redes cibernéticas se van encontrando argumentos sólidos que cual motosierra afiladísima derrumban ese árbol que solo fue un espejismo.

Seamos más críticos.

Investiguemos cuando sospechosamente la manipulación mediática nos proyecta un dudoso icono o paradigma. Los hay bastante.

Auscultemos qué hay detrás de esos personajes de barro falseados por distorsión de la verdad.

Lo más triste es que llegan a estar ubicados en todas las direcciones o poderes de un Gobierno o empresas privadas.

Nacional o internacionalmente, como satélite orbital llevado a la estratosfera, regresan a la Tierra demolidos por la verdad.

No en vano se dice: ‘Por sus frutos los conoceréis'. Sepulcros blancos por fuera, pero podridos por dentro.

¿Cuántos de ellos se han caído para usted?

MÉDICO INTERNISTA.