Temas Especiales

04 de Jul de 2022

  • Néstor D. Flores

Columnistas

Feliz Día del Padre, MAMÁ...

Madre y padre a la vez, ... rol asumido por muchas mujeres

Hoy, se celebra el Día del Padre, para homenajear al jefe de la familia. Lamentablemente esta fecha ha ido decayendo, a tal punto que pareciera que, en un futuro no muy lejano, se estaría anulando del almanaque de festividades conmemorativas; dado que dicho personaje en los últimos tiempos se ha tornado irresponsable con la custodia y crianza de sus propios hijos.

En la mayoría de los hogares, especialmente en los de estratos sociales humildes, la figura paterna ha desaparecido del contexto familiar, por razones de vieja data. Dadas estas circunstancias, surge la necesidad de que la madre asuma la responsabilidad sola como cabeza de familia. Preparada o no, la mujer tendrá que hacerle frente a la irresponsabilidad de una cultura machista, permisible a la violación de un compromiso supremo y compartido. Pareciera que nos abocamos a la retrógrada devaluación del género progenitor.

Madre y padre a la vez, es el habitual rol asumido por muchas mujeres de nuestra sociedad que, teniendo que salir a buscar el pan de cada día y cuidar de su hogar, descuidan por falta de tiempo y tacto el control para una verdadera formación de sus hijos. Esto se ve reflejado en el comportamiento y conducta de la juventud que hoy tenemos; poniendo en dudas el futuro de una próxima generación, responsable de un núcleo familiar próspero.

En nuestra sociedad está coincidiendo una diversidad de factores foráneos que han influido en la pérdida de la dimensión de los valores, incluyendo la necesidad de una mejor aplicación del patrón jurídico-legal de familia; en donde la planificación familiar, desde la procreación de un nuevo ciudadano, sea valorada como un tema de Estado. De aquí, la perspectiva de país que pretendemos.

Si existen dudas de lo antes expuesto, solo basta con visitar los lugares donde venden artículos para caballeros y demás manifestaciones de cariño y estimulo. Verán el transcurrir de hoy domingo como cualquier otro del calendario. Tanta es la desidia de los padres de hoy en día para con sus hijos, que muchos tendremos que felicitar y halagar es a nuestra mamá, que ha sido la que nos ha dado todo, a pesar de las vicisitudes por el tortuoso peregrinar. Ella siempre buscará tiempo para darnos una caricia y un beso, en medio de una permanente manifestación de afecto y amor sincero. Aunque siempre quedará un vacío.

No todo está perdido, aún germina un semillero de hombres que se desvelan por el bienestar del hogar y de sus vástagos, haciendo honor a este sacro privilegio de ser la cabeza de la familia, a través de la procreación, custodia y manutención de un hijo, hasta convertirlo en un ser independiente. Ojalá estas líneas en el día de hoy, encajen en el suspiro de la reflexión, antes que en el susurro de la soledad y pasen la factura del desprecio en un torrente de lágrimas. Preferible, elevar una plegaria al Todopoderoso para que derrame sobre ustedes un cúmulo de dichas y bendiciones.

Terminar así quedaría en mora con mucha gente que —al igual que yo— nunca conocieron la figura paternal y fueron sus madres, tías y abuelas las que realizaron esa compleja tarea. Para estas mujeres (incluyendo a mi mamá Débora en Ocú), mi respeto. Benditas entre todas, de ustedes será la magia divina que nos guía por siempre y, nuestro accionar de hombres de bien, el trofeo de guerra a exhibir.

Por traernos a este mundo y tener la valentía de llorar, reír y criarnos solas: Feliz Día del Padre, MAMÁ...

ADMINISTRADOR PÚBLICO Y DOCENTE.

==========

‘... (están) coincidiendo... factores foráneos que han influido en la pérdida de la dimensión de los valores...'