Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Eduardo A. Esquivel R.

Columnistas

“Reforestación de un millón de hectáreas en Panamá”

Cuando leí sobre el proyecto de ANCON de ‘reforestar un millón de hectáreas', pensé que había leído mal

Cuando leí sobre el proyecto de ANCON de ‘reforestar un millón de hectáreas', pensé que había leído mal y que querían decir ‘un millón de plantones'. Después vi que había una campaña publicitaria para promocionar este proyecto y me pregunte: ‘¿Cómo es posible que ANCON, que debe tener profesionales en Ciencias Forestales, promueve este proyecto que, técnica y prácticamente, es un absurdo?'.

Por mis 40 años como agrónomo viverista, especializado en producir plantones de especies forestales nativas, la historia me pareció de ciencia ficción. Y es fácil de demostrar esto:

1) ¿Producir plantones forestales para 1 millón de hectáreas? Si tenemos en cuenta que para reforestar una hectárea se necesitan mínimo 1200 plantones. 1200 x 1 millón= 1200 millones de plantones. Si ahora mismo pusiéramos a producir todos los viveros activos de Panamá en un año no llegarían a producir 100 000 plantones. Recuerdo que, hace unos años, el MIDA y la ANAM cerraron casi todos sus principales viveros en el país, sin explicación lógica. Tampoco hay en Panamá disponibilidad de semillas forestales certificadas.

2) ¿Reforestar un millón de Hectáreas...? Suponiendo que exista el millón de hectáreas mencionado, listas para reforestación. ¿Cómo reforestar este millón de hectáreas en 20 años...?, o sea, 50 000 hectáreas por año... o 60 millones de plantones por año. Aun suponiendo que exista un supervivero que produzca estos 60 millones de plantones, ¿cómo se plantarían en un año? Actualmente, el costo de reforestación de una hectárea, muy barato, está cerca de 2000 dólares. O sea que 1 millón de ha costaría cerca 2000 millones de dólares. El presupuesto de varios ministerios.

Veo en las noticias que anuncian con jubilo que el Día de la Reforestación han plantado 40 000 plantones, lo que es loable, pero son menos de 40 ha. Muy lejos del millón prometido. Y veo que muchos de los plantones son de teca, eucalipto y hasta pino, especies no nativas.

Como mencioné antes, en Panamá ni siquiera existe un centro de producción de semillas forestales, como existe en otros países de América Central. En Río Hato hay unas instalaciones semiabandonadas destinadas a almacenar semillas forestales en cantidades limitadas.

Pienso que la meta de ANCON y MIAMBIENTE, para ser realistas, debió ser 10 000 hectáreas en 20 años, y aun así dudo que se pueda realizar.

Es curioso que, a pesar de las evidencias técnicas de esta imposibilidad, ningún profesional de Ciencias Forestales u ONG dedicadas a esto hayan hecho observaciones al respecto.

INGENIERO AGRÓNOMO.