Temas Especiales

03 de Dec de 2020

Isaac Barría

Columnistas

Resurrección

H ollywood ha entrado en la era de las resurrecciones

H ollywood ha entrado en la era de las resurrecciones, apostando a la nostalgia que provoca volver a ver las películas de hace algunas décadas, con las que muchos crecimos y soñamos protagonizar; pretende abarrotar las taquillas a costilla de reliquias del celuloide, esto en buena medida le ha funcionado, y es que nada es más rentable que la añoranza de los días pasados. Pero resulta que esa estrategia de alguna forma puede emularse en otros campos como la política, siendo la criolla uno de los mejores sujetos de prueba.

El PRD ha gravitado históricamente alrededor de la figura de su fundador, Omar Torrijos Herrera. ‘El viejo', como cariñosamente le llamaban sus allegados, labró una poderosa imagen pública, despertando sentimientos polarizados entre la admiración casi mesiánica de sus seguidores como el desprecio de sus opositores políticos de la época.

Tal fue el impacto de Omar en quienes le conocieron que hasta el mismísimo Gabriel García Márquez, pronunciando el discurso con el que recibiría el premio Nobel de Literatura de 1982, hace alusión al accidente aéreo donde muriese Torrijos.

A pesar de toda la maquinaria mediática que por años ha buscado menoscabar la memoria de Omar y su legado en la historia de Panamá, su nombre sigue siendo un referente al momento de granjearse simpatías dentro y fuera del PRD. No es de sorprender que por estos días hayan comenzado a aparecer en las redes algunas fotos del general acompañadas de sus frases más recordadas. A medida que se acerquen los tiempos de tensión electoral es muy probable que aumente el interés de algunos en promover sus intenciones electoreras a través de la figura de Omar.

Es lamentable que, casi cuarenta años después de su desaparición, no se haya desarrollado un liderazgo con nombre propio; por el contrario, las escasas figuras sobresalientes han sucumbido al circo mediático que los ha relegado a pobres participaciones públicas que oscilan entre acusaciones sin sentido, insinuaciones de patio limoso, amenazas de gamberros y todo tipo de ridiculeces, como esa de andar brincando de colchón en colchón para carnavales.

La ausencia de un genuino liderazgo y el a todas luces pobre desempeño en el rol de oposición política responsable obligará a más de uno a desempolvar la vieja foto del general con el habano, para ver si algo de la leyenda se adhiere. Revivir la memoria histórica de Omar Torrijos supone un gran reto para el partido que alguna vez fundó, con el fin de dotar a las clases oprimidas de un instrumento de acción en la política panameña.

TECNÓLOGO QUÍMICO INDUSTRIAL.