La Estrella de Panamá
Panamá,25º

14 de Oct de 2019

Aquilino Ortega Luna

Columnistas

No tengas miedo...

‘Lo que viene para tu vida a partir de hoy es extraordinario, por eso no te rindas ni temas, Dios camina a tu lado...'

‘No tengas miedo, tengo un montón de estrellas en este día para ti, yo estoy contigo ', TE DICE EL SEÑOR HOY. No todo está perdido, hay una nueva oportunidad para ti este día, Dios quiere manifestarse de forma milagrosa, ahora que sientes que tus fuerzas se desvanecen. ‘No temas delante de ellos, porque contigo estoy para librarte, dice Jehová. Mira que te he puesto en este día sobre naciones y sobre reinos, para arrancar y para destruir, para arruinar y para derribar, para edificar y para plantar ', (Jeremías 1:8,10).

La gente te decepcionó, diste todo de ti y a cambio recibiste traición y desamor. No tengas miedo, Dios dará contigo el siguiente paso, para que no vuelvas a equivocarte. Cuando todo marcha bien, todo el mundo es tu amigo, cuando todo marcha mal, solo Dios es tu amigo.

Solo Él tiene palabras de consuelo y de vida eterna, y solo Él tiene ungüento para todas tus heridas, en los tiempos de dificultad. Dios es el único refugio seguro, el único que te acoge cuando te sientes solo, el que todo lo perdona y el que extiende su mano de misericordia, perennemente. Aunque eres imperfecto, Dios te ama y confía en ti. Él puso sus ojos sobre ti precisamente, porque eras un ser sujetos a pasiones, propenso a cometer errores y a vivir de una equivocación en otra.

No tengas miedo, camina con el corazón lleno de ilusión y de esperanzas, y vive siempre con alegría, todavía no alcanzas a imaginar lo que Dios traerá a tu vida, cuando des el siguiente paso.

Lo que viene es mejor y llenará de regocijo tu corazón. Espera en Él, la providencia divina ha decidido visitarte en este día. No tengas miedo y aunque la historia de tu vida aparezca cubierta de arena, deja que la lluvia del Espíritu de Cristo Resucitado germine la tierra árida de tus heridas. ¡Vive con entusiasmo que Dios tiene algo nuevo para ti, Él tiene un montón de estrellas para ti!

No tengas miedo, determina confiar en Dios, y verás cómo, desde el interior, la sequía de tu vida, el dolor y las heridas de tu corazón, se transformarán en desbordante primavera. Dios es fiel y bueno, todo el tiempo. No tengas miedo, eres especial para Dios, Jesús te ama tal y como tú eres, con tus dones y tus debilidades. Te ama con tus luces y tus sombras, tu humildad y tu cólera, tu risa y tus lágrimas, tu humillación y tu firmeza, tus ilusiones y tus decepciones, tus errores y tus aciertos.

Jesús te invita a llevar la cruz, nunca solo, sino acompañado por Él. Atrévete a confiar las raíces de tu ser en las manos de Aquél que puede curar tu corazón. Jesús quiere llenar el vacío que existe entre lo que tú eres y lo que Él quiere que tú seas, sin herirte, sin forzarte, con un inmenso respeto, con el amor más grande que jamás hayas podido imaginar.

Cuando el peso de tus faltas te hace bajar la cabeza y hundir los hombros... cuando la amargura te tira hacia atrás... recuerda que el mal que has cometido no te hace indigno del amor de Dios, Jesús no viene a acusarte, sino a mostrarte el camino del perdón y la misericordia de Dios. Cuando piensas que tu vida está a punto de explotar, cuando presientes que la angustia cubrirá toda tu existencia con su oscuridad... Jesús te expresa: ‘No tengas miedo. Yo estoy contigo '.

No desfallezcas, en la hora de la prueba, te dice el Señor: ‘Yo soy la Vida ' del mundo; ‘Yo soy la luz ' que brilla en la oscuridad; ‘Yo soy el camino ' que, más allá de tu soledad y tus sufrimientos, conduce a las fuentes que nunca se agotan. Abre los ojos de la fe y percibirás la amorosa presencia de Dios, para Él lo único que cuenta no es el mundo exterior, sino la disposición interior, la actitud del corazón. La actitud de tu corazón frente a los tiempos difíciles es lo que determina tu victoria.

No tengas miedo, determina creer en Dios, no estás solo. Dios está en tu origen y en tu último destino, Él no te dejará nunca abandonado. Nada ni nadie puede separarte de su amor. Tu pasado pertenece a la misericordia de Dios, tu futuro espera confiado en su amor; vive el presente agradecido por todo lo que Dios ha hecho en tu vida. Lo que viene para tu vida a partir de hoy es extraordinario, por eso no te rindas ni temas, Dios camina a tu lado como poderoso gigante. Dios te bendiga.

PERIODISTA