Temas Especiales

08 de Mar de 2021

Dorindo Jayan Cortez

Columnistas

Ampliación y festejos: el Canal es un bien social

‘Que la consigna que ahora promueve este momento de festejo —el Canal de Todos— sea realidad... '

Mañana, 26 de junio de 2016, se cierra el segundo capítulo sobre la ampliación del Canal. Lo haremos con festejo merecido, si consideramos lo que está en juego. El Canal es algo más que un negocio, es un bien social del pueblo panameño. Es historia, dignidad, heroísmo y sufrimiento; es la panameñidad envuelta en la lucha soberana del pueblo. Se cierra un capítulo, pero se abre otro que debe estar dirigido a beneficio de las grandes mayorías nacionales; entre otras, a la educación superior.

Habría que decir que para llegar a esta fecha que festeja la culminación de la megaobra tuvo que recorrerse un largo camino que se inicia con esa idea extraordinaria de la administración de Martín Torrijos. Pero, no era posible llevarla adelante con la sola decisión ejecutiva; había que pasar por la Asamblea Nacional, para luego, en razón de lo aprobado, someterlo a referéndum. La población tuvo la última palabra.

El proyecto de Ley se expresa en la Resolución de Gabinete No. 58 de 26 de junio de 2006 (la misma fecha —día y mes— en que se inaugura). Un día antes, el 25 de junio, el presidente Torrijos se reúne con los jefes de bancadas para anunciar que estaría enviando la propuesta de la ampliación a la Asamblea.

Como jefe de bancada del PRD estuvimos ahí con otros responsables de bancadas, José Luis Varela del panameñismo; José Muñoz, de Cambio Democrático, Marcelino Mudarra del Molirena. También estuvieron presentes los miembros de la junta directiva de la Autoridad del Canal de Panamá, además del presidente de la Asamblea, Elías Castillo, y el de la Comisión del Canal, Tomás Altamirano (q. e. p. d.).

El tercer debate, dado el 15 de julio de 2006, estuvo lleno de sentimiento nacional, fortalecido toda vez que era en el momento justo en que la Asamblea Nacional celebraba su Centenario. Ahora recordando aquel momento y revisando el diario de debate hago lectura de nuestra intervención. Ahí expresamos: ‘Hoy nosotros discutimos la posibilidad de presentarle al pueblo panameño la conveniencia de estudio profundo de lo que puede significar para el futuro del país, de nuestra niñez, y de nuestra juventud, la aprobación de la ampliación del Canal de Panamá. ¡Qué bonita oportunidad ahora que la Asamblea cumple 100 años! '.

‘Debemos, dijimos ahí también, llegar allá donde el campesino, tenemos que llegar al muchacho del barrio, a las amas de casa para que comprendan que aquí hay un sentido de responsabilidad, que este proyecto busca el desarrollo del país... porque capturamos los beneficios monetarios para beneficio de la sociedad panameña '.

Producto del debate legislativo fue la Ley 28 de 17 de julio de 2006 que aprobó la propuesta de construcción del tercer juego de esclusas en el Canal de Panamá. Con esta Ley, en su artículo 8, se convoca el referéndum nacional celebrado el 22 de octubre de 2006.

La aprobación, aunque con una elevada abstención, se dio con el 76.86 % contra el 21.76 % que dijo ‘no '. La población respondió al desafío y ahora, en su apertura, es justo que el pueblo sea sujeto principal de esta celebración.

Ahora también recuerdo cómo cerró su intervención el presidente de la Asamblea, Elías Castillo, cuando dijo que ‘antes el Canal quedaba en Panamá, ahora el Canal es de Panamá '. Que la consigna que ahora promueve este momento de festejo —el Canal de Todos— sea realidad más allá que un simple mensaje. Que en verdad el Canal sea un bien social de todos los panameños.

EX DIPUTADO NACIONAL.