Temas Especiales

29 de Jun de 2022

  • Pastor E. Durán Espino

Columnistas

Universal: beca al menor esfuerzo y aprendizaje

Tenemos nuestra opinión de por qué se instituyó la llamada ‘beca universal'

Tenemos nuestra opinión de por qué se instituyó la llamada ‘beca universal'. Según el Artículo 1-A de la Ley 40 de 2010, los objetivos de la beca universal son: 1) Prevenir y contrarrestar la deserción escolar de estudiantes que presentan problemas socioeconómicos, según evaluación del gabinete psicopedagógico con el otorgamiento de un apoyo económico que coadyuve en sus necesidades escolares básicas; 2) elevar los índices de inscripción y de asistencia escolar dentro de los procesos educativos; y, 3) brindar la oportunidad de ser beneficiarios a los estudiantes de educación primaria, premedia y media que durante el año escolar en curso cuenten con el promedio académico requerido por esta Ley.

Se ha hablado mucho últimamente de la tristeza que da ver que los estudiantes cobran la beca universal al mínimo esfuerzo, es decir, con solo ganar un 3 de promedio. ¿Qué beneficio le da esto al país y a los estudiantes? Ninguno. Opinamos que esta ley fue motivada por dos cosas: a) la politiquería (clientelismo), y, b) el paternalismo envilecedor.

Política no es lo mismo que politiquería. Política es el arte de administrar un Estado. Politiquería es la lucha por el poder. Opinamos que esta beca universal se implementó buscando clientes para determinado partido político, y/o por paternalismo.

Ningún beneficio le hace el paternalismo a los pobres, pues el paternalismo envilece, o sea, que hace despreciables a las personas, y crea dependencia. Es como cuando un padre quiere mucho a un hijo y desde pequeño le da de todo en abundancia. No lo deja tener experiencias que lo capaciten para desarrollarse como un hombre digno de sí mismo. El niño criado con paternalismo va creciendo físicamente, pero como lo quiere mucho, no lo deja trabajar, no lo deja luchar. El mismo niño criado con paternalismo se preguntará: ‘¿Para qué luchar, si mi papá me da de todo?'. El padre amoroso le hace de todo: le lava la ropa, lo peina, le hace las tareas de la escuela, le da comida, le consigue placeres, le compra automóvil, le paga las boletas del tránsito por mal manejo, etc. El muchacho crece físicamente, pero moralmente, espiritualmente, se va atrofiando. Poco a poco se va convirtiendo en un fracasado, en un engreído, pues cuando comete un error, el padre se lo perdona, no se lo corrige. Así, el niño de ayer, tratado con paternalismo, se convierte hoy en un lastre para la sociedad.

Esto es lo que estamos construyendo con estos estudiantes y padres de familias tratados con este paternalismo, pues no aprenden a organizarse para resolver sus problemas. Si se organizan es solo para conseguir un padrino que les dé las cosas que quieren. Cuando este padrino falta, entonces se hunden en su propia miseria.

Al igual que un drogadicto, en las personas envilecidas por el paternalismo se descubre una ‘historia clínica' de grandes trastornos sociales. Los rasgos más constantes de su envilecimiento pueden agruparse —según lo dicen los sicólogos sociales— en los siguientes estados: a) inmadurez afectiva, b) incapacidad para asumir responsabilidades, c) incapacidad para superar las dificultades y establecer contactos sociales válidos; d) deseos de ‘evasión'; e) pasividad; f) dependencia; y, g) ansiedad.

A esas personas y/o grupos así enfermos o ‘dañados' por paternalismo, no se les puede dejar a su libre albedrío, pues serán presas constantes de cualquier manipulación o se hundirán en el abismo de la muerte. Un pueblo envilecido es como una persona drogada, que ha perdido su facultad volitiva, es decir, que ha perdido su voluntad para realizar trabajos físicos.

A muchas personas les place practicar el paternalismo, porque de esta manera los pueblos se hacen dependientes de ellos y los manipulan a su antojo.

Opino que debe haber mayor exigencia en cuanto al promedio global. Si un estudiante obtiene en un trimestre un promedio de 3 en alguna asignatura, no debe perder la beca, ya que es indiscutible que todos los estudiantes tienen problemas que afectan su rendimiento, pero el estudiante debe esforzarse para superar ese promedio. El promedio global mínimo debe ser mayor de 3, para mantener la beca.

EDUCADOR