Temas Especiales

23 de Nov de 2020

Tomás Salazar Rodríguez

Columnistas

Estamos fallando como sociedad

Vivimos secuestrado por falsos líderes intelectuales de corbata y de cuello blanco con asuntos legales por resolver

Caminando por el Boulevard de Coste del Este se me vino a la mente que los inversionistas de este proyecto tuvieron una visión clara de la nueva forma de vivir: calles bien trazadas, iluminación, cables subterráneos, sistema de vigilancia, sistema de acueducto y alcantarillado. Además, muchas otras facilidades. Cómo me gustaría ver todas las provincias bien diseñadas y trazadas mirando hacia el futuro. Cuando voy a Colón me entra una nostalgia debido a la forma como se está desarrollando el proyecto de Renovación Urbana. Debemos hacer un alto y volver a enderezar la nave de este precioso Panamá.

Cuando escucho a los llamados líderes decir que todo está bien y el resto de la población expresa lo contrario, entonces estamos fallando como sociedad. Vivimos secuestrado por falsos líderes intelectuales de corbata y de cuello blanco con asuntos legales por resolver, los hijos de las cocineras que reciben bonos y hacen el intento de cambiarlos por efectivo en los locales comerciales, se premia a la mediocridad con beca a estudiantes de calificación regular, subsidios que no son sostenibles en el tiempo. Esto solo ocurre en nuestro país, eso nos indica que estamos fallando como sociedad.

El sistema educativo como sociedad todavía no despega, de igual manera el sistema de salud, sistema de agua potable, sistema de transporte. La sociedad tiene miedo de salir a la calle, debido a la inseguridad que está vigente. Estamos fallando como sociedad porque no existe confianza en los tres órganos del Estado. Hay más confianza en divulgar cualquier situación en los medios de comunicación que en las instancias legales.

Observo cómo las empresas símbolo de Panamá las están vendiendo y no hay control de la fuga del dinero al exterior. Nos estamos llenando de emigrantes, hay que tener control para evitar una crisis social, el desempleo creciendo en los diferentes sectores productivos de nuestra economía. No debemos permitir esta desaceleración económica. Si no realizamos los ajustes necesarios estaremos fallando como sociedad.

Estamos fallando como sociedad por la falta de credibilidad de los partidos políticos, donde están sus intereses primeros que los intereses de la sociedad. Existe la falta de liderazgo, cuando hablamos liderazgo estamos hablando de valores. ¿Dónde están plasmados los valores de los que nos dirigen actualmente? Cuidemos nuestra imagen como individuos. Recuerden que les estamos haciendo daños a nuestras familias y la sociedad en general.

En el pasado se conservaba los manglares y arrecifes, teníamos la mejor agua, los ríos bien caudalosos, floras y bosque que permitía grandes precipitaciones de lluvias. En el presente es todo lo contrario. Todo es un deterioro en lo cultural, patrimonio histórico y en lo deportivo. Todos estos hechos reales afectan nuestra identidad como nación.

¿Qué podemos hacer para no fallarle más a nuestra sociedad? En lo personal yo detallo algunas propuestas y la sociedad mencionará el resto.

Debemos hacer un alto, con el objetivo de ver en qué estamos fallando en nuestra Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas (FODA) y evitar el descontento social: como el alza de la canasta básica, rescatar nuestros valores morales, aprender a escuchar, que exista la separación en los tres órganos del Estado, brindar seguridad a los ciudadanos, a las inversiones, justicia, salud, educación como un todo. Fortalecer los sectores productivos con seguridad jurídica, liderar con el ejemplo, distribuir las riquezas, capacitar a nuestra mano de obra a las nuevas tendencias del mercado, denunciar la corrupción.

Tenemos la oportunidad de evitar fallarle a la sociedad si pensamos en nuestros hijos y las futuras generaciones. Trabajemos en nuestra identidad, seamos exigentes con los que nos dirigen, conservan nuestro idioma y cuidan nuestra juventud. Todos los que vivimos en este país somos responsables de no fallarle a nuestra sociedad.

DOCTOR EN CIENCIAS EMPRESARIALES.