Temas Especiales

03 de Apr de 2020

Melquiades Valencia

Columnistas

Salud y corrupción

Pero nadie advierte las prácticas de corrupción en nuestro país y que Corea del Sur da el primer aviso de esta aviesa práctica

En una nota de prensa internacional se da cuenta de acciones legales contundentes del Gobierno de Corea del Sur en contra de una transnacional fabricante y distribuidora de medicamentos, que faltó a la ética, a la buena y sana practica empresarial o mejor dicho, a maniobras corruptas para hacerse del mercado de medicamentos en detrimentos de los enfermos coreanos.

Sucede que en Corea del Sur, como aquí en Panamá, también hay enfermos y por ende la necesidad de medicamentos que curen o, al menos, palien sus dolencias y una de estas trasnacionales de los medicamentos, la Novartis, que es una empresa multinacional que se dedica a la industria farmacéutica y biotecnológica, cuya sede principal se localiza en la ciudad de Basilea (Suiza), SEUL la ha multado con 55 100 millones de won (48,80 millones de dólares) por ofrecer comisiones ilícitas a los médicos para que recomendaran o recetaran los medicamentos de la compañía.

Esta empresa, una de las más grandes del mundo, distribuye allá y acá el medicamento Exelon para la atención de problemas mentales que fue el detonante. El Ministerio de Salud y Bienestar de Corea dijo que ha decidido suspender la cobertura de seguro de nueve variaciones de dos tipos de drogas, incluyendo la droga de Alzheimer Exelon durante seis meses e impuso una multa en 33 variaciones de 15 marcas de drogas adicionales.

Seis exempleados de Novartis en Corea del Sur fueron acusados en agosto del año pasado por prácticas ilegales para aumentar las ventas de los fármacos de la compañía y ahora es castigada con la penalización de 49 millones de dólares por prácticas de corrupción.

Acá en Panamá nos enteramos a medias por estar entretenidos entre cosas fútiles y el tema del abastecimiento de medicamentos al alcance de los panameños está en segundo y tercer plano, a pesar de que el nuevo administrador de la Caja del Seguro Social, en una conferencia en conjunto con el ministro del ramo, han elaborado una ruta o establecido una Fuerza de Tarea para optimizar el proceso de adquisición y distribución de medicamentos e insumos en un tiempo oportuno, a través de la dirección ejecutiva nacional de Finanzas y Administración.

La propuesta de trabajo tiene como meta reducir los tiempos de adquisición de medicamentos que, según un reciente estudio de la CSS, establece que para la compra de mayor y menor cuantía, el proceso en ciertos casos puede llegar a tomar hasta más de 500 días calendario. Pero nadie advierte las prácticas de corrupción en nuestro país y que Corea del Sur da el primer aviso de esta aviesa práctica que lesiona la economía y atenta contra la salud de los asegurados y pacientes del país.

PERIODISTA