Temas Especiales

28 de Mar de 2020

Avatar del Jorge Luis Macías Fonseca

Jorge Luis Macías Fonseca

Columnistas

Auditorio Victoria J. de Ruiz

El auditorio fue centro de grandes actividades académico-culturales.

Uno de los más importantes espacios físicos en el Centro Regional Universitario de Colón lo constituye el auditorio Dra. Victoria Jiménez de Ruiz. Este es parte del conjunto de estructuras que heredó la Universidad de Panamá, CRU de Colón, cuando pasaron a la jurisdicción panameña tierras y edificios ubicados en la zona del canal.

Por los Tratados Torrijos-Carter, en 1979, revirtió la escuela de Rainbow-City, ubicada en la comunidad hoy llamada Arco Iris. Allí se albergaron la escuela primaria y secundaria, a las cuales asistieron los hijos de los trabajadores del Canal.

Al CRU de Colón pasaron: cafetería, piscinas, dos gimnasios, laboratorios de ciencias y aulas escolares y 14.9 ha. Justo a la entrada aparece un monolito en honor a los trabajadores del Canal, a donde acuden anualmente los descendientes de los obreros constructores de esa vía a rendirle tributo a los esforzados hombres afroantillanos que hicieron posible una de las obras más grandes y trascendentes que hemos conocido: el Canal de Panamá.

Diríamos que de todos los centros regionales universitarios, el de Colón estuvo en situaciones envidiables. Muy poco tuvo que hacer en inversiones —en este lugar del país— el Gobierno universitario central. Obviamente producto del tiempo y del deterioro y por supuesto de malas políticas de mantenimiento se fueron afectando las estructuras, entre ellas el auditorio Dra. Victoria Jiménez de Ruiz, nombre dado en honor a una destacada docente universitaria colonense.

El auditorio fue centro de grandes actividades académico-culturales. Se convirtió en un importante referente y Colón contó con un espacio cultural, añorado por mucho tiempo. No obstante, terminó cerrando sus puertas.

Durante la gestión administrativa del director del CRU de Colón, prof. José V. Young, se pretendió restaurarlo sin ningún éxito, lo cual merece atenderse.

Para su rehabilitación, la Zona Libre de Colón (ZLC) dispensó recursos que fueron destinados a la Gobernación de Colón para las mejoras que había de hacerse. El tiempo transcurrió sin que se entregara la obra. Un contratista realizó unos trabajos y hoy, hay serias dificultades para completar el pago en virtud de una serie de trabas burocráticas. En un momento se hizo una entrega ficticia en presencia de funcionarios de la Contraloría, de funcionarios del CRU de Colón y hasta una placa se puso.

Frente a esto, hemos venido señalando que no era posible haber hecho ‘entrega' alguna, disimulada o no, de un bien universitario —como el auditorio— que no había sido finiquitado. Las preguntas son: ¿por qué fue?, ¿qué ha pasado con los recursos dados por la ZLC?, ¿por qué no se ha terminado la obra?, ¿qué papel de fiscalización hizo la Contraloría?, ¿qué papel jugaron las autoridades universitarias a nivel nacional y local? y, ¿cuál es el rol del gobernador de Colón? La presente y nueva administración universitaria de Colón, junto con la actual gobernadora, están haciendo muchos esfuerzos por salvar al auditorio del CRU; sin embargo, antes son necesarias algunas respuestas a las preocupaciones que anoto.

DOCENTE UNIVERSITARIO.