Temas Especiales

25 de Oct de 2020

Avatar del Jaime Flores Cedeño

Jaime Flores Cedeño

Columnistas

Retos del sindicalismo obrero en Panamá

En todos los países existen en mayor o menor medida sindicatos de diferentes tipos, y Panamá, no es la excepción

Las conquistas, derechos y el futuro de los trabajadores constituyen temas de actualidad. Uno de sus principales dirigentes es el magíster Alfredo Graell Añino, secretario general de la Central Nacional de Trabajadores de Panamá (CNTP), quien nos ha compartido sus reflexiones sobre la situación de este sector social en nuestro país.

¿Cuál es la importancia del sindicalismo obrero?

El sindicalismo es un colectivo de trabajadores organizados, el cual ahora, más que nunca, tiene su importancia como institución dentro de un espacio público y social, cuyo objetivo es velar por los intereses y derechos de todos los trabajadores. Este colectivo les ofrece además apoyo en los problemas que tengan dentro de la empresa. Ello confirma que si el trabajador estuviera solo no podría avanzar ni ser reconocido.

En todos los países existen en mayor o menor medida sindicatos de diferentes tipos, y Panamá, no es la excepción, a pesar del discurso neoliberal antisindical de represalia hacia los trabajadores que intenten organizar un sindicato en cualquier empresa. Esto es así, porque existe una desigualdad frente a los empresarios, por tal motivo, se hace vital que los trabajadores estén organizados para defender mejor sus derechos y su existencia.

¿Se respeta la libertad sindical en Panamá?

La libertad sindical corresponde a un derecho humano esencial, reconocido al máximo nivel constitucional y está en armonía con los tratados vigentes en la materia. El principio de libertad sindical se encuentra en el centro de los valores de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Sobre el particular, Panamá, ratificó en 1967, el Convenio 87 sobre libertad sindical y el derecho de asociación; sin embargo, consideramos, que se debe profundizar en el cumplimiento de este Convenio y ahondar en la no censura a la libertad sindical.

¿A qué se debe la brecha entre ricos y pobres en nuestro país?

El progreso de la ciencia y tecnología en todos los campos del saber, aunado al rápido uso de dichas aplicaciones en la producción, se utilizan hoy día para proporcionarles a las corporaciones transnacionales mayores ganancias que no son distribuidas de forma justa en salarios, por el contrario, lo que hacen es entregarles migajas a los trabajadores. En este orden, no podemos aceptar que grandes empresas tecnificadas continúen viviendo del despojo que les hacen a los obreros.

¿La tecnología tiende a desplazar la mano de obra, qué criterios tienes al respecto?

En las últimas décadas se han dado cambios en los procesos de producción que han llevado a nuevas formas de organización, esto es consecuencia de la informatización y la tecnificación de la industria. Esta realidad impacta en la mano de obra que, cada vez, va siendo mayormente desplazada para el logro de una mayor productividad, conforme a la visión empresarial.

Las zonas dominadas por potencias multinacionales con menos derechos laborales, la externalización de partes del proceso productivo, que recurren a subcontratas, como la tercerización de la economía, afectan las contrataciones y no garantizan la permanencia laboral. Sostenemos que el país debe proteger y cuidar su talento humano. Lo esbozado nos lleva a categorizar que la tecnología debe estar al servicio de la humanidad y no esta al servicio de la tecnología. Bajo estos parámetros, los sindicatos conservarán su papel en las empresas y en aquellas que les prestan respaldo comercial.

¿Qué proyecciones tiene la CNTP para los próximos años?

La investigación y el conocimiento científico son herramientas necesarias para nosotros. Con base a estos preceptos, nos adaptamos y adecuamos a estas transformaciones que van surgiendo.

La Central Nacional de Trabajadores de Panamá, como organización de la clase obrera panameña y sociopolítica, se proyecta junto a otras fuerzas sociales progresista para constituir un país de nuevo tipo, lo que se traduce en la refundación del Estado nacional, independiente, soberano, incluyente y participativo. Aspiramos a lograr un Estado donde impere lo social y el ser humano, más no el capital, una economía para el desarrollo humano y no para el negocio caracterizado por la corrupción.

¿Qué esperan los obreros del próximo presidente (a) de la República?

La clase obrera panameña ha avanzado mucho en todos los aspectos, nuestra contribución está cimentada en caminar hacia una nueva visión de país, que cuente con un estadista de verdad, y no un politiquero populista. Se requiere que el nuevo mandatario pueda proyectar un desarrollo del país fundamentado en la sostenibilidad ecológica, la industria liviana y pesada, al igual que en la agroindustria, sin obviar la relevancia de los sectores marítimo y logístico. En otro aspecto, urge la conquista del Atlántico y darle mayor impulso económico y social a las provincias y comarcas. Lo manifestado debe ir orientado a generar trabajo productivo y técnico, destinado a erradicar o disminuir la pobreza y miseria que golpean a los sectores más vulnerables de la sociedad.

ABOGADO - HISTORIADOR.