La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Antolino Herrera Castillo

Columnistas

Entre la dulzura y lo dañado

‘Nos han robado la Navidad, [...], con sus mismos enredos que encuentran su explicación en la formación de sus caracteres'

Por supuesto que nos vamos referir al dictamen de la Corte Suprema de Justicia, donde declina su competencia para continuar en el proceso seguido al reo de nombre R. M. Ojalá pudiéramos decir que se trata de un juego de béisbol o fútbol. Pero no, se trata de un evento jurídico, pero que tiene una amplia connotación e implicación en los otros órdenes, política, económica, moral, ética y religión. Hay otras dimensiones mucho más difíciles, pienso yo, de interpretar, pero que a la postre pueden ser más dañinas, tales como el ánimo de la gente, sus sueños y preocupaciones por el futuro más cercano y próximo del país en que se vive.

¡Qué va a ser de nuestro país! ¿A quién lo estamos entregando? ¿Vale la pena sembrar concreto o crear estructuras de hormigón, en tanto que la moral de los panameños se resquebraja, al punto de que los fallos en derecho se refieren a acuerdos o componendas del momento político que se vive? Es de vieja data en la administración pública que si un funcionario, magistrado, jefe, ministro o director no quiere afrontar una situación por considerarla incomoda, designe a un subalterno para que lo supla. Es decir que la responsabilidad de lo que él deba hacer se la traslada a otro. Diría que en Panamá hay mucha gente como esta. Pero viniendo de un magistrado da mucho que pensar. Alguien dirá: ‘Es que la Ley lo permite'. Pero la Ley ya viene torcida hace rato. ¿No habrá otra forma de escoger magistrados que no sea la simple designación del Ejecutivo? Hay que incorporar otros criterios éticos, morales y cívicos, entre otros. Hay muchas personas que desean que esto no ocurra, porque están en su elemento: la corrupción.

Al pasar este caso de R. M. (nombre en clave, según el magistrado de León) a la justicia ordinaria, el caso queda al libre albedrío de quien no conocemos; ¿ruleta rusa? ¿Será que el magistrado Oyden Ortega intuyó que hay más probabilidades de que el caso se resuelva con más ganancias para la Ley y la Justicia que tanto necesitamos? Huelgan las suposiciones y conjeturas. Es como querer atrapar el viento; es la búsqueda de lo perdido. El teólogo y pastor Miguel Núñez en República Dominicana lo explica en una sola palabra; es la integridad de las personas. En su libro Vivir con integridad y sabiduría: Persigue los valores que la sociedad ha perdido, el se sumerge en los análisis de los fenómenos de hoy y encuentra la respuesta.

Nos han robado la Navidad, además del sagrado Día de las Madres, con sus mismos enredos que encuentran su explicación en la formación de sus caracteres. Es mejor trasladarnos a Tailandia, por ejemplo. Aquí, una mujer joven y hermosa como la flor de primavera, que tanto nos fascina y nos encanta, dijo el poeta. Rosa disputa con hidalguía un galardón, que hasta ahora ha sido reservado y reclutado para ciertos orígenes. Aunque no te guste, Rosa Iveth Montezuma ya ha roto records y representa un hito en nuestra historia y continente, porque es la primera mujer participante de nuestros pueblos autóctonos para el certamen de Miss Universo. Si te das cuenta, ella representa a la mujer esforzada y valiente que se empina ante las dificultades, en la búsqueda de un mundo mejor y no solo para ella y los demás pueblos de la América india. Amarra los perros que puedan existir en tu interior: envidia, odio, rencor, racismo, discriminación, intolerancia, etc. Los puedes cambiar por la dulzura, gracia, respeto, la tolerancia y benignidad, entre otros atributos de Rosa Iveth. Recordar que Dios siempre da gracia a los humildes y mira de lejos a los arrogantes, déspotas y soberbios. Amén.

ECONOMISTA