La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Avatar del Ricardo Arturo Ríos Torres

Ricardo Arturo Ríos Torres

Columnistas

El derecho al futuro

‘La Cultura y la Educación son las herramientas para crear una sociedad equitativa'

La Filosofía Social es el pivote del pensamiento crítico. Los seres humanos al reflexionar sobre su conducta asedian la responsabilidad ciudadana sobre los valores éticos: ¿Qué clase de seres somos? ¿Cuáles son los propósitos al desarrollar la vida colectiva, de ser en otros? ¿Por qué El Derecho al Futuro cuestiona el ser ontológico de la Filosofía Social?

La migración históricamente es una constante de los seres humanos. Frantz Fanon, filósofo francés en noviembre de 1961 publica Los condenados de la Tierra con prólogo de Jean Paul Sartre. El tema es polémico, el colonialismo europeo en África y el racismo en Francia. El libro es prohibido en su circulación, lo consideran peligroso para la seguridad del país galo. Fanon es también psiquiatra, es un contestatario.

La actual migración de miles de africanos hacia Europa, hacen del Mediterráneo, la gran fosa común de los desheredados, de la pobreza y el hambre. Hombres, mujeres y niños que se arriesgan a morir luchan por el Derecho al Futuro, de tener una vida digna, con calidad, humana. Son las víctimas del colonialismo despiadado. Europa saquea los recursos naturales, oprime a sus pueblos, los humilla.

Hoy es el tiempo de la justicia, los condenados de la Tierra llegan a Europa en busca de pan y cultura, de un modo de vivir digno. Frantz Fanon lo visualiza y Jean Paul Sartre lo avala. La Filosofía nos enseña a pensar, es la crítica de la crítica.

La diáspora de la libertad. El siglo XX y XXI se conmueve con los millones de cubanos, venezolanos y nicaragüenses que huyen de sus países en busca de la libertad. La autocracia comunista reprime y violenta los derechos humanos. Hoy miles de venezolanos viven Panamá. Ayer miles de colombianos llegaron ante la violencia de la narcoguerrilla de las FARC.

La migración centroamericana. Hoy miles de hondureños y salvadoreños caminan hacia ‘el sueño americano', huyen de la violencia delincuencial, tiene hambre y sed de una vida decorosa, son los bienaventurados bíblicos. La marcha es dramática, la solidaridad de los mexicanos es imborrable, solo algunos pocos en Tijuana los rechazan. La odisea es más significativa que la homérica. Son los condenados de la Tierra de Frantz Fanon en la América criolla.

Donald Trump los califica de invasores, es una paradoja.

Ayer El Coloso del Norte invade a Cuba, República Dominicana, Puerto Rico, México, Nicaragua, se toma a Panamá.

La política del Gran Garrote, del Destino Manifiesto, la Doctrina Monroe invade a la Patria Grande de Bolívar.

Ya antes la expansión estadounidense hacia el Pacífico despoja a México de inmensos territorios. ¿Quiénes son los invasores?

El Medio Oriente y Asia. Francia, Alemania e Inglaterra al terminar la Primera Guerra Mundial se reparten el Medio Oriente, desaparece el Imperio Otomano, se de una gran diáspora a distintas latitudes.

El conflicto sirio, actualmente, confronta la injerencia de Turquía, Irán, Arabia Saudí, Rusia. USA y China, miles de seres humanos salen hacia Europa.

Las luchas religiosas y políticas de la India, Pakistán, Afganistán provocan otros desplazamientos humanos.

El devenir histórico es cinético y dialéctico, hoy la globalización nos obliga a desarrollar un pensamiento nuevo, una Filosofía Social que nos lleve a la humanización de las relaciones sociales, que nos descubra un hombre y una mujer con valores éticos universales, que seamos solidarios y busquemos unidos el bien común.

La Cultura y la Educación son las herramientas para crear una sociedad equitativa. La Filosofía Social tiene el reto y desafío para dignificar la conducta tanto de la vida individual como colectiva.

HISTORIADOR, ESCRITOR Y DOCENTE.