Temas Especiales

28 de Nov de 2020

Avatar del Mireya Lasso

Mireya Lasso

Columnistas

El mundo nos admira 2019

‘[...] existen todavía algunos reclamos [...], pero ninguno puede restarle el mérito ganado por el pueblo panameño gracias al ejercicio cívico mostrado'

La reciente jornada electoral debe llenarnos de satisfacción del mismo modo como nuestra solidaridad en ocasión de la JMJ mereció el reconocimiento papal del panameño como un ‘pueblo noble'. El votante panameño del domingo no fue víctima de violencia y del fraude de antaño y mostró un comportamiento cívico en un ambiente de respeto y tolerancia. Un sufragio secreto y libre, como el del domingo, es el primer paso en el camino hacia una plena democracia; sin él no habría autoridades legítimamente empoderadas.

Sería redundante listar los problemas que desafían a las nuevas autoridades; son conocidos, habiendo sido repetidamente enunciados en campaña. La interrogante es si existe la voluntad y la sabiduría para aplicar soluciones logradas en consensos, aún en contra de los intereses económicos que se afectarían. Será entonces necesario el apoyo firme de una opinión pública debidamente articulada; si quedan huérfanas del respaldo popular activo, las soluciones, por su dificultad, no serán logradas solo con una iniciativa de las autoridades.

La atención inmediata del candidato ganador será la conformación de su equipo de Gobierno. Esperamos que sepa escoger personas honestas, competentes y de acrisolada vocación de servicio; esperamos que deseche el partidismo y el amiguismo. Le conviene al futuro presidente rodearse de funcionarios capaces que lo ayuden a llevar a cabo su buena gestión por el bien del país en cada uno de los próximos cinco años. A no dudar, un eficiente colaborador de su campaña electoral no será necesariamente un eficiente funcionario, sobre todo en cargos de jerarquía. Por eso, de inmediato es necesario dejarle al presidente electo y a su equipo de confianza el espacio de reflexión necesario para tomar esas decisiones fundamentales que definirán el ritmo y calidad de su gestión. Es muy posible que ya haya hecho una preselección de colaboradores; no se trata de una ordinaria oficina de empleo.

También le corresponderá preparar un paquete definitivo de proyectos de ley que presentará a la Asamblea Nacional en sus primeras sesiones, paquete que señalará la estrategia y la dirección de su Gobierno, ya lejos del calor de la campaña electoral. Si los pasos para reformar o producir una nueva constitución han de darse, deberá tomarlos sin dilación, cuando su capital político es todavía sólido, porque, siendo una reiterada posición de todos en campaña, no puede dejar de tomar los pasos adecuados en esa dirección.

Tenemos un futuro brillante que no podemos desperdiciar; todos tenemos que meterle el hombro desde nuestras posiciones y según nuestras posibilidades. Por el bien de Panamá, no podemos dejarle esa responsabilidad exclusivamente al Gobierno, porque sin apoyo no podrá resolver los acuciosos problemas que nos aquejan. El ser humano debe ser el centro de atención del nuevo Gobierno, basado en una sólida estrategia para disminuir la desigualdad política, económica y social que permita a más individuos dejar de estar sumidos en la franja de ignorancia, pobreza y pobreza extrema para integrarse al nivel de una clase media con todas las posibilidades y bienestar que esa clase proporciona.

La tradicional feliz llamada del Tribunal Electoral al candidato ganador, anunciándole la tendencia irreversible, nos recuerda el humo blanco que sale de una chimenea de El Vaticano anunciando ‘Habemus papam', porque de igual manera el cinco de mayo pudimos exclamar ‘Habemus praeses', que acabó la incertidumbre del pueblo y que renovó las esperanzas de un mejor porvenir para todos.

Al redactar estas líneas existen todavía algunos reclamos puntuales que esperamos sean resueltos oportunamente, pero ninguno puede restarle el mérito ganado por el pueblo panameño gracias al ejercicio cívico mostrado. Por él, somos admirados por el mundo.

EXDIPUTADA

‘Tenemos un futuro brillante que no podemos desperdiciar; todos tenemos que meterle el hombro desde nuestras posiciones y [...] posibilidades'

‘[...] le corresponderá preparar un paquete definitivo de proyectos de ley [...], paquete que señalará la estrategia y la dirección de su Gobierno [...]'